La diputada de la Duma Estatal de Rusia Natalia Poklónskaya respondió a las sanciones de EEUU con una invitación al presidente estadounidense a Crimea.

El 26 de enero, EEUU amplió la lista de las sanciones antirrusas relacionadas con la situación en Ucrania. Poklónskaya forma parte de esta lista desde 2014, cuando todavía desempeñaba el cargo de fiscal de Crimea.

“Por ejemplo, si el señor Donald Trump quisiera invitarme a una cena de negocios, no puede hacerlo debido a sus propias sanciones. Y tendrá que contentarse con un café matutino con la candidata presidencial Ksenia Sobchak. Yo, en cambio, invito al presidente de Estados Unidos a la soleada Crimea rusa. La seguridad del señor presidente está garantizada por el sistema S-400 Triumf”, declaró Poklónskaya en una entrevista a Sputnik.

Al mismo tiempo, enfatizó que percibe las sanciones como una evaluación positiva de su trabajo por el bien de su patria.

“Prohíben algo cuando le tienen miedo. Pero no somos nada temibles, solo defendemos nuestra patria. Una reacción miope y miedosa de nuestros socios extranjeros en la forma de sanciones los restringe a ellos mismos”, subrayó Poklónskaya.

El Ministerio de Finanzas de Estados Unidos señaló que la decisión de ampliar las sanciones fue parcialmente dictada por el suministro de turbinas de gas a Crimea.

Además, el 29 de enero se espera un informe del Congreso de EEUU sobre nuevas medidas restrictivas contra Rusia.

Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz de la situación en Ucrania y la reunificación de Crimea con Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96% de los votantes avaló esta opción.

Ese mismo año, EEUU, la Unión Europea y otros países aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia.

Moscú, que respondió a las sanciones con un embargo alimentario, ha subrayado en reiteradas ocasiones que no es parte del conflicto en Ucrania.

 

Fuente: sputniknews.com