La amenaza de las nuevas sanciones provocó todo un flujo de capitales desde el extranjero a Rusia. Al menos eso atestiguan desde Sberbank Private Banking, la filial del mayor banco ruso especializada en atender a los clientes con fortunas grandes.

“El ritmo de crecimiento de los activos [de Sberbank Private Banking] en enero de 2018 se triplicó en comparación con el mismo período del año anterior. Se debe a la ‘espera’ de las nuevas sanciones de EEUU”, comentó la jefa de la entidad bancaria, Evguenia Túrikova.

Según la gerente, en los últimos dos meses “hubo un sentimiento de que iban a introducir sanciones”, y por eso grandes capitales han regresado desde el extranjero.

En su mayoría, los capitales valorados en “cientos de miles de dólares” provienen de Suiza y Londres, con una mucha menor procedencia de Austria.

Y es más, el año 2017 vio un crecimiento récord de clientes y activos en su portfolio, según Túrikova.

“La cantidad de clientes creció un 37%, y los activos gestionados, un 78%. Se trata de miles de personas”, precisó.

Una tendencia notable destacada por el ente bancario es el creciente interés de los clientes hacia las inversiones en valores, que alcanzaron niveles de 12-15% de todo el portfolio de capitales. Para comparar, hace algunos años apenas superaban el 2-3%, recordó la gerente.

EEUU mantiene y va ampliando de vez en cuando las sanciones contra la economía rusa.

Una de los componentes de esas restricciones son las sanciones financieras, que prohíben, en particular, prestar fondos a los bancos y las empresas y hacer negocio con ciertas compañías de alto significado para Rusia.

La acción más reciente en este ámbito fue la publicación en EEUU de la llamada ‘lista del Kremlin‘, una lista de 114 políticos de alto nivel rusos y los 96 empresarios más ricos. Se estipula que estos individuos podrían estar sujetos a sanciones estadounidenses en el futuro, aunque por el momento el documento no conlleva restricciones adicionales.

Al mismo tiempo, persisten rumores sobre restricciones serias contra Rusia, como las sanciones contra la deuda soberana rusa o la suspensión del país del sistema interbancario internacional SWIFT.

No obstante, los posibles planes de tales acciones se ven criticados por su gravedad y el carácter poco predecibles de sus consecuencias para la economía de los propios países occidentales.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios