El fundador de la red social más grande del mundo fue entrevistado por la revista Vox en medio del escándalo por el robo de datos de la consultora Cambridge Analytica. “Quisiera poder solucionar todas estas cuestiones en tres o seis meses, pero creo que la realidad es que solucionar algunos de estos puntos tomará un poco más”, señaló.

El fundador y presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, reconoció que resolver los problemas revelados por el escándalo de filtración de datos utilizados luego por la consultora Cambridge Analytica llevará “algunos años”, según dijo en una entrevista con la revista británica Vox.

“Quisiera poder resolver todas estas cuestiones en tres o seis meses, pero creo que la realidad es que solucionar algunos de estos puntos tomará un período de tiempo un poco más largo”, explicó en diálogo con el periodista Ezra Klein. “Creo que llegaremos al fondo del problema, pero tardará algunos años”, agregó.

Facebook, la red social más grande del mundo en número de cuentas y dueña además de Instagram y Whatsapp, se encuentra en medio de un escándalo global luego de que un arrepentido de Cambridge Analytica revelara que la firma había “minado” fácilmente los datos personales de 50 millones de usuarios.

Con esta información la polémica consultora lanzó campañas “sucias” dirigidas a perfiles específicos y desperdigado noticias falsas para torcer voluntades durante las elecciones de Estados Unidos y del referéndum para el Brexit, ambas en 2016.

Zuckerberg aprovechó la entrevista para expandir en su idea de que Facebook funciona más “como un gobierno” que como una empresa.

“Creo que más que en la mayoría de las compañías, estamos en una posición en la que debemos adjudicarnos las disputas sobre qué contenido es aceptable, si es un discurso del odio o es válido, si la organización que lo expresa es terrorista o si expresa un punto de vista razonable”, indicó.

“Para hacer esto, debimos crear una serie de políticas y una gobernanza alrededor de todo”, agregó. Sin embargo Zuckerberg concedió que dada la comunidad de 2.000 millones de usuarios de Facebook en todo el mundo y desperdigados en diferentes países con diferentes normas culturales y sociales, esta tarea puede ser difícil.

“No me queda claro que estar sentados en una oficina en California sea la mejor forma de determinar cuáles son las políticas para la gente en todo el mundo”, consideró.

“Estuve pensando: ¿cómo podemos crear un proceso más democrático y orientado a la comunidad que refleje los valores de la gente en todo el mundo? Eso es algo que tenemos que hacer bien”, explicó.

Preguntado por las consecuencias de errores de Facebook en esta comunidad de 2.000 millones de usuarios, que tienen impacto en la escala de las medidas de los gobiernos, Zuckerberg destacó que la capacidad de reaccionar a estos desafíos es lo que destaca a su red social.

“En esta compañía tenemos control. No dependemos de los caprichos de corto plazo de los accionistas”, señaló.

Klein destacó, en cambio, que no hay elecciones para convertirse en CEO de Facebook, por lo que esta estructura también otorga mayor poder al propio Zuckerberg.

Al respecto, el fundador de la red social más grande del mundo volvió a remarcar su deseo de generar una gobernanza basada en la comunidad, sin precisar más detalles. “Una de las cosas grandiosas de Internet y de los servicios que creamos es que le das voz a todos. Eso está en lo más profundo de nuestra misión”, indicó.

En 2017, cuando los las críticas comenzaban a aflorar pero mucho antes del escándalo que ahora pone en el banquillo a la red social, Zuckerberg lanzó un manifiesto en el que propuso a Facebook como la herramienta para llevar a la humanidad a dar el “próximo salto” al convertirse en la “infraestructura social” de una comunidad verdaderamente global.

Pero las campañas de desinformación, la proliferación de “mentiras falsas”, la manipulación de votantes en procesos electorales como las elecciones presidenciales de Estados Unidos o el Brexit y el modelo de negocios mismo basado en la venta de datos personales, han generado muchas más dudas que certezas.

Un senador demócrata exigió que Mark Zuckerberg se presente ante el Congreso de EEUU: “Tiene que testificar, no solo poner un anuncio en el periódico”

Mark Zuckerberg, sobre el escándalo de su empresa: “Es una ruptura de la confianza entre Facebook y la gente”
El parlamento británico estalla contra Mark Zuckerberg, que se niega a declarar por el escándalo de Facebook.

 

Con información de infobae.com