Keniatas tuvieron que abandonar sus casas

África se está partiendo en dos. Si bien el proceso llevará 50 millones de años para completarse, los efectos provocados por el fenómeno geológico ya son visibles. En marzo, una aldea rural de Kenia debió ser evacuada cuando una gigantesca grieta, de decenas de metros de profundidad y kilómetros de largo, dividió la tierra.

Los habitantes de Mai Mahiu, ubicado en el suroeste del país africano, habían sentido temblores, además de padecer lluvias e inundaciones, según publicó la BBC. El geólogo keniata George Adede explicó que las grietas se están generando en línea recta, por lo que ya se sabe hacia dónde se dirigen.

La fisura terrestre es producida por la falla tectónica del valle del Rift, que se estima que en el futuro lejano separará en dos partes al continente. Dejará por un lado a la mayor parte de la masa continental, y por otro, como una isla, a la zona conocida como el Cuerno de África, que va desde Sudán hasta Zimbabue, y abarca a Etiopía, Kenia y Somalia, entre otros países.
La fractura comenzó a producirse hace 30 millones de años en el norte de Etiopía y se ha ido extendiendo en dirección sur, a un ritmo de entre 2,5 y 5 centímetros por año. Cuando se produzca la ruptura, un nuevo océano surgirá allí.
Fuente: elobservador.com.uy
Anuncios