El Pentágono sostiene que América Latina será el próximo campo de batalla en la guerra de influencias que nos trae el auge de un mundo multipolar. China, Rusia e Irán están incrementando su presencia en un hemisferio que ha sido considerado por Washington parte de su dominio hegemónico desde la famosa Doctrina Monroe de 1823.

“Estamos atentos a los intentos de China, Rusia e Irán de erosionar nuestros principios compartidos para amenazar nuestros intereses o socavar nuestras asociaciones dentro de la región. Estas preocupaciones están impulsando nuestros esfuerzos para continuar construyendo una red de socios competentes por todo el Departamento de Defensa, el Gobierno federal, el hemisferio occidental y, en última instancia, la comunidad internacional”, anunció el almirante Kurt W. Tidd.

Kurt Walter Tidd actualmente se desempeña como comandante del Comando Sur del Departamento de Defensa de EEUU (USSOUTHCOM), que abarca el área relativa a América del Sur, América Central y el Caribe. Tidd no especificó exactamente cómo es que Rusia o Irán tratan de socavar la hegemonía incuestionable de EEUU en la región, que, según apunta el editor de The National Interest Dave Majumdar, “poco ha tenido que ver con la promoción de la democracia o los derechos humanos”.

Los intereses de China en el hemisferio parecen ser en su mayoría de naturaleza comercial, continúa Majumdar, pero eso ha molestado a Washington de igual manera, ya que históricamente la hegemonía de Estados Unidos en América Latina ha consistido en asegurar sus propios intereses comerciales y evitar que otras grandes potencias se establezcan en su ‘patio trasero’.

“Considero que, de las recientes inversiones, las más notables son las que China está haciendo en infraestructuras en Panamá, así como el intento de cerrar acuerdos para instalar infraestructura de tecnologías informáticas en varios países. Y esa es solo un área en donde ellos están cada vez más y más presentes”, especificó el almirante.

Tidd planteó que, como naciones soberanas, los países de América Latina son libres de tomar sus propias decisiones, pero les recordó que EEUU siempre estará presente en el continente. El almirante subrayó que, dada las circunstancias, Washington debería incrementar los esfuerzos para aumentar su competitividad en la región. “No podemos darlos por hecho. Tenemos buenos socios, pero, en última instancia, tenemos que estar presentes para poder competir”, concluyó.

 

Fuente: sputniknews.com