Las fuerzas yemeníes lanzaron el miércoles un misil balístico contra tanques de la gigantesca petrolera saudí Aramco, en la región de Jizan, ubicada en el suroeste de Arabia Saudí.

De acuerdo con la cadena televisiva yemení Al-Masirah, las fuerzas yemeníes y los combatientes del movimiento popular Ansarolá lanzaron un misil balístico de tipo Badr-1 contra los tanques de la petrolera Aramco.

Poco después de este ataque, la cadena estatal saudí Al-Ikhbariya alegó que un misil lanzado desde el territorio yemení fue interceptado y destruido por sistemas de defensa antiaérea de Arabia Saudí. Sin embargo no hay documentos que lo apruebe.

En el marco de las operaciones de represalia, las fuerzas yemeníes también lanzaron en la misma jornada del miércoles un misil balístico Qaher-1 contra las posiciones de los milicianos apoyados por Arabia Saudí en la región de Al-Kamb, en la provincia de Marib, centro de Yemen.

Según un informe publicado por Al-Masirah, las tropas yemeníes mataron durante el pasado mes de marzo a al menos 55 soldados de Arabia Saudí e hirieron a otros 53 militares saudíes en los enfrentamientos registrados en las zonas fronterizas.

Las fuerzas yemeníes realizan estas operaciones en represalia por los incesantes ataques saudíes que han dejado, desde su inicio el 26 de marzo de 2015, un gran número de civiles muertos y heridos.

Yemen ha sido testigo de ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudí contra Yemen, desde hace más de dos años, los que tratan de socavar el movimiento popular Ansarolá y restaurar al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi en el poder.

 

Fuente: alwaght.com