Con el anuncio de su entrega a la Policía Federal, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se suma a otros exmandatarios latinoamericanos que estuvieron presos.

Carlos Menem – Argentina (1989-1999)

Quedó detenido en junio de 2001 acusado de ser el jefe de una asociación ilícita que vendió armas a Croacia y Ecuador. Cumplió arresto domiciliario durante cinco meses y medio en una quinta de Don Torcuato, en el Gran Buenos Aires.

 

Alberto Fujimori – Perú (1990-2000)

Tras una década de gobierno que terminó en escándalo, fue acusado de homicidio calificado y secuestro agravado en dos operativos ejecutados por las fuerzas de seguridad. Condenado a 25 años de cárcel, recibió un indulto en diciembre pasado.

 

Francisco Flores – El Salvador (1999-2004)

El exmandatario salvadoreño fue condenado por adueñarse de donaciones millonarias del gobierno de Taiwán destinadas a proyectos de lucha contra la pobreza. Cumplió prisión domiciliaria desde 2014 hasta su muerte, en 2016.

 

Ollanta Humala – Perú (2011-2016)

El exmilitar del ejército peruano convertido a la política está detenido en prisión preventiva, al igual que su mujer, Nadine Heredia, acusados de haber recibido tres millones de dólares en sobornos de la constructora Odebrecht .

 

Otto Pérez Molina – Guatemala (2012-2015)

Permanece en prisión preventiva desde septiembre de 2014 acusado como presunto líder de una estructura criminal denominada “La Línea” y bajo los delitos de asociación ilícita, enriquecimiento ilícito y defraudación aduanera

Fuente: lanacion.com.ar