El militar dispara contra un hombre en actitud pasiva y es felicitado efusivamente por sus compañeros, que celebran haber filmado todo.

Un grupo de palestinos se acerca a asistir a su compañero alcanzado por una bala de un francotirador israelí, en Gaza

La excitación expresada con gritos de euforia por parte de soldados israelíes mientras un francotirador apunta, dispara y alcanza de un tiro a un palestino, ubicado a unos metros de su posición del otro lado de la frontera con Gaza, provocó las felicitaciones del Ministro de Defensa israelí.

El video ha circulado ampliamente por redes sociales y ha abierto los noticieros de los principales canales de noticias. La grabación sale a la luz después de más de una semana de protestas diarias de los palestinos en la frontera de Gaza con Israel en las que 30 habitantes de la franja fueron asesinados a balazos.

 

 

 

El video, en un principio puesto en duda, terminó siendo confirmado por el ejército israelí, que aclaró que la filmación fue tomada en diciembre.

“Tras haber intentado dispersar a los amotinados (…) se disparó una bala en dirección de uno de los palestinos, sospechoso de ser el líder de los amotinados. Fue alcanzado en la pierna”, dijo el ejército en un comunicado. En el video sin embargo, el tirador afirma que el palestino recibió un tiro en la cabeza.

Por su parte el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, afirmó que el soldado que disparó merece un ascenso.

“El francotirador debería recibir una medalla y el que lo filmó debería ser retrogradado”, dijo Lieberman a los periodistas.

Las imágenes, aparentemente filmadas por un soldado israelí, muestran a un palestino en la distancia cerca de la valla que separa Israel de la Franja de Gaza.

Se oye un disparó y en el momento en que el palestino cae al suelo se escuchan gritos de alegría que parecen proceder de los soldados: “¡Qué video, hijo de puta, qué vídeo, claro que lo filmé!”.

El ejército israelí ha destinado a francotiradores para imponer una zona prohibida cerca de la valla fronteriza y para detener los intentos palestinos de traspasar la frontera durante una protesta que se ha llamado “La Gran Marcha del Retorno”.

Los manifestantes están reavivando la vieja demanda del derecho al retorno de los refugiados palestinos a las ciudades y pueblos de los cuales sus familias huyeron, o fueron expulsados, cuando se creó el estado de Israel.

Los campamentos de protesta se han situado a unos cientos de metros de la valla fronteriza. Pero grandes grupos de jóvenes se han aventurado a acercarse más y han quemado neumáticos y arrojando piedras.

Israel dice que ha estado advirtiendo a los habitantes de Gaza durante semanas de que no se acerquen a la valla fronteriza, y acusa a Hamas, el grupo islamista que controla Gaza, de instigar las protestas. A pesar de eso, los funcionarios israelíes se niegan a especificar la distancia exacta a la que los palestinos deben mantenerse de la valla.

 

Con información de clarin.com

Anuncios