Con Pedro Pablo Kuczynski acorralado por casos de corrupción que lo llevaron a dimitir a la Presidencia de Perú, la primera visita de Donald Trump a la región este jueves 12 no será como la había planeado. “Intentará estar poco tiempo en América Latina y capitalizar esta cumbre a su favor”, opina el analista Sergio Alejandro Gómez.

Con la presencia confirmada de 20 de los 35 jefes de Estado de América y el Caribe comienza una semana clave para medir el pulso de las relaciones entre Estados Unidos y los países latinoamericanos.

El eje definido para esta edición de la Cumbre de las Américas es contra la corrupción y a favor de la democracia. Pero la salida obligada del presidente peruano asediado por los coletazos del caso Odebrecht, y el encarcelamiento de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil, dejaron poco margen para el accionar antivenezolano.

Gómez, editor de Internacional del periódico cubano Granma, cree que tanto el cerco sobre Venezuela como la prisión a Lula tienen origen en la política exterior de Estados Unidos.
Estos fiscales y jueces que “están trabajando el caso de Lula y el caso del Lava Jato, como puede ser el caso de Sergio Moro, fueron formados en Estados Unidos, hay una vinculación a través de becas, proyectos, financiamiento”, apuntó el especialista.

En este sentido, consideró que no hay cambios en la política de la potencia hacia los países del sur del río Bravo entre las administraciones de Barack Obama o Donald Trump, solo que Trump usa “métodos más burdos”.

“Todas las señales que uno puede ver es que Trump va a estar poco tiempo en América Latina. Va a tratar de capitalizar esta cumbre a su favor a pesar de que tiene un contexto muy agresivo en el sentido de que él tiene problemas con muchos países. Tratará de sumar amigos y gente en las agresiones contra Venezuela”.

En este sentido Gómez señaló que más allá de los desequilibrios ideológicos en la región a raíz del retorno de gobiernos neoliberales, hay temas que permiten hacer un frente común: “Yo no descarto que a pesar del avance de la derecha (…) los latinoamericanos pueden tener la capacidad de unirse en torno a temas como el respeto del derecho de los migrantes, trato justo en el comercio y esto presiona al presidente Trump aunque solo esté algunos minutos en Lima”.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios