El Senador demócrata Dick Durbin realizó dos simples preguntas que descolocaron a Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, en su audiencia frente al Senado de Estados Unidos.

Alejándose de toda formalidad, Durbin le preguntó al empresario si les diría el nombre del hotel en que se está hospedando. Luego de dudar unos segundos, Zuckerberg respondió que “no”.

Enseguida, el legislador quiso saber si compartiría los nombres de las personas a las que les envió mensajes esta semana, a lo que el CEO de la red social volvió a responder con negativas.“Preferiría no hacer eso acá”, observó.

“De eso se trata todo esto”, reflexionó Durbin. “El derecho a la privacidad, los límites del derecho a la privacidad y cuánta información entregás en esta era en el nombre de ‘conectar a la gente alrededor del mundo'”, agregó.

Zuckerberg enfrenta a 44 senadores en una rara audiencia conjunta de comisiones del Senado sobre cómo su compañía protege los datos de sus usuarios y maneja la injerencia en las elecciones, entre otros temas.

El empresario tiene que dar explicaciones ante los comités judiciales de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado estadounidense, tras el escándalo de Cambridge Analytica.

 

Fuente: clarin.com