Londres no participará en los ataques estadounidenses contra Damasco hasta que obtenga más pruebas del ataque químico en la ciudad siria de Duma, comunicó la primera ministra británica Theresa May en una conversación telefónica con el líder de EEUU, Donald Trump.

“Theresa May declaró ayer al presidente Donald Trump que el Reino Unido necesita más pruebas del ataque químico que realizó supuestamente el régimen de Asad antes de que se una al ataque militar contra Siria”, escribe el periódico Times.

El 7 de abril, varios medios de comunicación denunciaron que el Gobierno de Siria llevó a cabo un ataque químico contra Duma, una localidad situada a unos 10 kilómetros al noreste de Damasco, citando como fuentes a grupos rebeldes.

Trump acusó a su homólogo sirio Bashar Asad, pero aseguró que también Rusia e Irán eran responsables por su apoyo a Damasco.

El 9 de abril, el presidente de EEUU sostuvo que su Gobierno decidiría en las próximas 24 a 48 horas una respuesta adecuada al incidente.

Damasco rechazó las acusaciones de haber arrojado un barril con gas cloro sobre Duma.

La cancillería rusa dijo a su vez que la información errónea constituiría un montaje para proteger actos terroristas y una posible intervención militar extranjera en Siria.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios