Tan pronto como los militantes del Yaish al Islam han abandonado la ciudad de Duma, los civiles han comenzado a asaltar los almacenes donde los militantes almacenaban alimentos enviados como ayuda humanitaria internacional.

Estos asaltos fueron confirmados por el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, con sede en Londres.

Otras fuentes añadieron que los depósitos fueron asaltados por civiles hambrientos y que contenían “cientos de toneladas de cajas de comida”.

Enormes cantidades de todo tipo de alimentos, ayuda y productos básicos fueron hallados intactos en varios almacenes pertenecientes al grupo terrorista.

Durante años, los civiles fueron privados de suministros enviados por organizaciones humanitarias internacionales y la ONU.

Dichas ayudas eran monopolizadas por el liderazgo del Yaish al Islam y fueron utilizadas como instrumento de presión contra los civiles o vendidas al público a altos precios.

Tales prácticas tuvieron lugar asimismo en otras ciudades de la región de la Guta Oriental, que estaban bajo el control de los grupos Failaq al Rahman, Ahrar al Sham y Frente al Nusra.

 

Fuente: almanar.com.lb