China ha calificado de irresponsable el ataque de EEUU y de sus aliados en Siria. El politólogo Serguéi Sudakov, miembro de la Academia de Ciencias Militares de Moscú, explica a Sputnik que Pekín se ha expresado en términos muy concretos y que su opinión al respecto es muy clara.

El país asiático justifica que el ataque ha sido irresponsable porque no se ha realizado, todavía, ninguna investigación de campo sobre el supuesto uso de armas químicas por parte de las autoridades de Damasco. Así lo afirmó en su momento la representante oficial del Ministerio de Exteriores de China, Hua Chunin.

“Hemos tomado nota del hecho de que los altos cargos [de EEUU, Francia y el Reino Unido] han afirmado que ‘con toda probabilidad’ el Gobierno sirio utilizó armas químicas”, declaró Hua durante una conferencia, y recordó que en la historia ya hay ejemplos del uso de la fuerza militar contra otro país bajo el pretexto de las armas químicas. “Necesitamos aprender de las lecciones de la historia para no repetir las tragedias del pasado”, ha dicho la diplomática china.

Estados Unidos, Francia y el Reino Unido atacaron tres blancos diferentes el 14 de abril. Alegan que en ellos había instalaciones para la fabricación de armas químicas. Lanzaron sobre Siria 107 misiles, la mayoría de los cuales fueron, según la defensa aérea siria, derribados.

Rusia y China calificaron el ataque de violación del derecho internacional y de la Carta de Naciones Unidas.

“China se ha manifestado claramente a favor de Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU y su posición significa lo siguiente: que el país no confía en las investigaciones del Pentágono ni en las investigaciones que trata de falsificar la Casa Blanca, que hablan de ‘crímenes de Asad en Siria’. China está empezando a jugar su baza y es muy consciente de lo que eso significa para ella: que se acerca a Rusia y que se aleja de Estados Unidos”, señala Serguéi Sudakov.

El politólogo añade que China ahora duda de Estados Unidos y “con razón”. Washington, según Sudakov, falsifica la realidad política para crear una nueva doctrina geopolítica. Los misiles lanzados sobre Siria no han pasado desapercibidos a China: “una barbarie ilegal sin lugar en el mundo actual”, opina el experto.

“Estados Unidos juega a su juego favorito: el de señalar a culpables. China sabe que en cualquier momento se la puede acabar señalando como tal”, concluye Sudakov.

 

Fuente: sputniknews.com