Los cazas saudíes atacaron con armas no autorizadas contra varias zonas en la provincia de Saada, ubicada en el noroeste de Yemen.

De acuerdo con la televisión estatal yemení Al-Masirah, los cazas saudíes atacaron la noche del miércoles el aeropuerto de Saada, la mezquita y la base militar de Kahlan, en esta provincia, con bombas de racimo.

Hasta el momento no hay informes oficiales sobre posibles víctimas por este ataque.

En la misma jornada del miércoles, las fuerzas yemeníes atacaron un aeropuerto de Arabia Saudí con un misil balístico, de fabricación propia.

Según Al-Masirah, el misil fue lanzado contra el aeropuerto de la región de Jizan, sita en el suroeste de Arabia Saudí y alcanzó su objetivo. Las autoridades saudíes no han comentado al respecto.

Las fuerzas yemeníes realizan estas operaciones en represalia por los incesantes ataques saudíes que han dejado, desde su inicio el 26 de marzo de 2015, un gran número de civiles muertos y heridos.

Yemen ha sido testigo de ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudí contra Yemen, desde hace más de dos años, los que tratan de socavar el movimiento popular Ansarolá y restaurar al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi en el poder.

 

Fuente: alwaght.com