Después de décadas de flagrantes violaciones de los derechos humanos contra los palestinos, la reciente masacre de israelíes a manifestantes pacíficos en Gaza ha hecho que su marca sea tan tóxica que incluso figuras culturales israelíes, como Natalie Portman, ahora se niegan a blanquear descaradamente, o art-wash, los crímenes israelíes y las políticas de apartheid.

En un comunicado, la estrella de Hollywood señaló que “los recientes acontecimientos en Israel han sido extremadamente angustiosos y que ella no se siente cómoda participando en ningún evento público en Israel” y que “no puede tener la conciencia tranquila si sigue adelante con la ceremonia”.

Después de décadas de flagrantes violaciones de los derechos humanos contra los palestinos, la reciente masacre de israelíes a manifestantes pacíficos en Gaza ha hecho que su marca sea tan tóxica que incluso figuras culturales israelíes, como Natalie Portman, ahora se niegan a blanquear descaradamente, o art-wash, los crímenes israelíes y las políticas de apartheid.

El movimiento liderado por palestinos, nominado para el Premio Nobel de la Paz Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS, por sus siglas en inglés) por los derechos de los palestinos ha estado creciendo en los últimos años en la corriente cultural. De los veintiséis nominados al Oscar en 2016, ninguno ha aceptado un viaje con todos los gastos pagados de propaganda israelí.

Hacia fines de 2017, la estrella de Nueva Zelanda, Lorde, escuchó las peticiones de los activistas del BDS y anunció la cancelación de un concierto en Tel Aviv. En respuesta a una grotesca campaña de difamación contra ella dirigida por figuras del lobby israelí en los EE. UU., más de un centenar de artistas, incluidas estrellas de Hollywood, firmaron una carta en The Guardian apoyándola.

Según un informe del Washington Post sobre el acto de solidaridad de Lorde con los palestinos concluyó:

“Es casi seguro que Lorde sea uno de los últimos artistas importantes en programar un concierto en Israel sin que parezca haber considerado completamente las implicaciones globales. A partir de ahora… solo programar una fecha de concierto en Israel será considerado un acto político”.

El rechazo de Portman a los honores israelíes subraya esta conclusión.

Como fue el caso en la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, el movimiento BDS llama a todos los artistas y figuras culturales a respetar el llamado palestino no violento y mantenerse alejado del apartheid Israel hasta que los derechos del pueblo palestino estipulados por la ONU sean respetados.

La  Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural de Israel (PACBI)  se inició en 2004 para contribuir a la lucha por la libertad, la justicia y la igualdad de los palestinos. PACBI aboga por el boicot de las instituciones académicas y culturales israelíes, dada su profunda y persistente complicidad en la negación de Israel de los derechos palestinos según lo estipulado en el derecho internacional. Visite PACBI en  https://bdsmovement.net/pacbi  y síganos en Twitter  @PACBI

 

Fuente: palestinalibre.org

Enlace original: Natalie Portman Rejects Israel Prize in Light of its Crimes in Gaza

Anuncios