China está instalando una nueva base en el mar del Sur de China para desplegar buques de investigación y submarinos tripulados y no tripulados, lo que, de hecho, podría encender las alarmas en EE.UU., que ve como una amenaza la capacidad bélica del gigante asiático.

La instalación, de carácter científico, que debe completarse en 2019, busca impulsar el programa de exploración de Pekín en alta mar, pero algunos observadores consideran que también puede tener un propósito militar, informó el viernes el portal hongkonés Asia Times.

La base, ubicada en la ciudad portuaria de Sanya, en el mar Meridional de China, en la provincia de Hainan, está en manos de la Academia de Ciencias de China y tendrá la capacidad de alojar de cinco a siete buques de investigación y sumergibles tripulados y no tripulados.

Actualmente, China solo cuenta con una base de exploración de las aguas profundas en la ciudad costera de Qingdao, en el este del país, y ello dificulta el viaje de los barcos y sumergibles que se dirigen hacia el mar del Sur de China y al océano Índico.

La instalación, que se está construyendo en Sanya, no está lejos de una base submarina existente. La fortificación de Sanya, ubicada en un lugar estratégico por su cercanía al mar del Sur de China, es una preocupación constante para muchos países regionales y extrarregionales como EE.UU.

Los analistas creen que los submarinos de investigación podrían colaborar con los submarinos y los buques de guerra del Ejército chino para controlar las actividades de las embarcaciones de otras naciones cuando navegan hacia el mar Meridional.

El mar del Sur de China, reivindicado por China, es habitual escenario de tensiones entre el gigante asiático y EE.UU. En los últimos años, Washington ha enviado varias veces sus buques de guerra a las proximidades de los islotes controlados por Pekín so pretexto de defender “la libertad de navegación”.

Pekín ha denunciado una y otra vez estas “provocaciones”, acusando a Washington de desestabilizar la zona, violar su soberanía y buscar el control absoluto de las aguas en cuestión.

 

Fuente: hispantv.com