El hecho ocurrió en una zona controlada por los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, que acusaron a su vez a la coalición liderada por Arabia Saudita de lanzar el ataque

Los rebeldes hutíes, que controlan la región, atribuyeron el ataque a la coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen.

Según los servicios de emergencias, los ataques se produjeron en la localidad de Bani Qais, en la provincia de Hajja, al norte de Saná, la capital controlada por los hutíes.

La ONG Médicos Sin Fronteras dijo en Twitter que un hospital al que da apoyo en Hajjahrecibió al menos 40 pacientes heridos en los ataques.

“Los equipos médicos trabajan a contrarreloj para atender a las víctimas”, dijo la organización.

Por su parte la cadena Al Masirah, dirigida por los hutíes, dijo en Twitter que al menos 33 personas murieron y 55 resultaron heridas en el bombardeo.

Añadió que entre los muertos había niños y mujeres, sin especificar una cifra, y que al menos 30 menores resultaron heridos.

En tanto el portavoz de la coalición liderada por Arabia Saudita, coronel Turki al Malki, no respondió por el momento a la petición de comentarios sobre lo ocurrido.

Arabia Saudita lidera una coalición de Estados árabes desde marzo de 2015 para combatir a los hutíes, respaldados por Irán, y devolver el poder al gobierno reconocido internacionalmente en Yemen.

Casi 10.000 personas murieron desde el inicio del conflicto, que generó lo que Naciones Unidas considera la peor crisis humanitaria del mundo.

Fuente: infobae.com

Anuncios