Cientos de miles de musulmanes birmanos rohingyas han huido desde Myanmar (Birmania) al país vecino Bangladés desde octubre de 2016 cuando el Ejército comenzó sus ofensivas contra esta minoría, cometiendo asesinatos en masa y violaciones colectivas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha denunciado en reiteradas ocasiones la brutalidad militar contra esta minoría en el estado norteño de Rajine, y ha descrito estas medidas como crímenes de lesa humanidad y limpieza étnica.

Alrededor de un millón de rohingyas huyeron de Myanmar desde la primera acción militar brutal en 1977. La mayoría se ha refugiado en Bangladés, pero otros países de Asia y el Oriente Medio también han acogido a una de las comunidades más discriminadas del mundo.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios