El presidente palestino, Mahmud Abbas

El presidente palestino rechazó una vez más el llamado plan de paz presentado por el presidente estadounidense, Donald Trump, sobre el conflicto con Israel, diciendo que los palestinos no aceptarán otra cosa que no sea un estado con Jerusalén (Al Quds) como su capital.

Dirigiéndose a la sesión inaugural de la reunión de cuatro días del Consejo Nacional Palestino (PNC) en Ramalá el lunes, Mahmud Abbas censuró el reconocimiento de Trump de Jerusalén Al Quds como la “capital” de Israel y dijo que los palestinos creen que EEUU ya no puede ser el único mediador en el conflicto de décadas con Israel debido a su parcialidad a favor de Tel Aviv.

El plan de Trump, añadió el líder palestino, es “el fin del proceso de paz en Oriente Medio”.

Abbas reiteró que no habrá paz entre israelíes y palestinos sin Jerusalén como capital del futuro Estado de Palestina.

“Si Washington quiere proponer algo, debe decir que se basa en la opción de la solución de dos estados y [que] Jerusalén Este (Al Quds) es la capital del Estado de Palestina. No aceptaremos nada que sea diferente a esto”, dijo Abbas.

Él dijo además que “no habrá un estado palestino sin la Franja de Gaza y no habrá un estado en Gaza”.

Abbas también descartó cualquier proyecto para establecer un estado palestino con fronteras temporales, diciendo que era una “liquidación” de la causa palestina.

El 6 de diciembre, Trump anunció que Washington reconoce a Jerusalén (Al Quds) como la “capital” de Israel y que reubicaría la embajada de EEUU en Israel desde Tel Aviv a la ciudad ocupada.

El cambio dramático en la política de Washington con respecto a la ciudad provocó manifestaciones en los territorios palestinos ocupados y en otras partes del mundo.

Tras el anuncio de Trump, Abbas declaró que EEUU ya no podía servir como intermediario de paz, y desde entonces ha estado trabajando para crear un mecanismo internacional para guiar el llamado proceso de paz en Oriente Medio.

Abbas también dijo en aquel entonces que lo que Trump llama el “acuerdo del siglo” es un insulto a los palestinos y de hecho se ha convertido en la “bofetada del siglo”.

Por su parte, Hamas ha manifestado que “nuestra prioridad “ es hacer fracasar el proyecto norteamericano llamado “el acuerdo del siglo”, señaló el presidente del Buró Político del movimiento, Ismail Haniyeh.

Haniyeh pidió el fin de toda cooperación de seguridad con Israel en Cisjordania para permitir al pueblo palestino proseguir su resistencia y denunció los intentos de llevar al olvido la causa palestina.

 

Fuente: almanar.com.lb

 

Anuncios