La organización humanitaria Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés) ha denunciado el continuo uso de la violencia por parte de Arabia Saudí contra la población yemení, después de un reciente brutal ataque en Saná que ha dejado 6 muertos y decenas de heridos.

“El Consejo Noruego para los Refugiados está consternado por los ataques de hoy de la coalición dirigida por Arabia Saudí contra un distrito comercial densamente poblado en Saná. Aborrecemos el uso continuo de la violencia para intimidar a la población civil bajo la apariencia de esfuerzos para protegerlos. Los yemeníes no son (daños) colaterales. La adhesión a las leyes de la guerra no es opcional”, aseveró el grupo en un comunicado publicado el lunes.

En la misma jornada, al menos 6 civiles murieron — incluido un niño— y decenas más resultaron heridos, como consecuencia de dos ataques aéreos llevados a cabo por aviones de la llamada coalición militar encabezada por Arabia Saudí contra la oficina de la Presidencia en la capital yemení.

Suze van Meegen, directora en funciones del NRC en Yemen, indica en el comunicado que este letal bombardeo sigue una tendencia de ataques contra civiles en todo el país. De hecho, recuerda que en las últimas semanas civiles yemeníes han sido asesinados en sus casas, conduciendo sus automóviles y en reuniones sociales.

Desde el comienzo del año, más de 460 yemeníes huyen de sus hogares cada día, muchos sin ningún lugar seguro a donde ir, añade. Además, se avecina una temporada de lluvias que amenaza con crear un tercer brote de cólera y recuerda que el bloqueo portuario impuesto por Riad hace que escasee la comida que la gente necesita para sobrevivir.

“Las repetidas llamadas a la protección de civiles no se han tenido en cuenta. Ahora debemos ver pasos significativos tomados por todas las partes del conflicto para mitigar el impacto de la guerra en la gente de Yemen”, enfatiza el texto.

En esta línea, la organización no gubernamental internacional, establecida en 1946, pide al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que garantice que la Declaración Presidencial emitida en marzo de este año se aplique activamente en Yemen.

El Ministerio de Salud yemení también condenó los ataques aéreos mortales y pidió a la comunidad internacional que detenga estas arremetidas de Arabia Saudí y presione al reino para que no siga cometiendo crímenes de guerra contra el empobrecido país vecino.

 

Fuente: hispantv.com