Voxed es una red social anónima. Sus usuarios no deben registrarse para publicar fotos o dejar comentarios. Amparados en eso, quienes la utilizan no tienen filtro y se manejan sin medir las consecuencias de sus dichos. En agosto del año pasado, se supo de ella luego de que una joven de La Plata se suicidara dentro de su colegio: había avisado que se iba a pegar un tiro a través de este sitio.

Un mes más tarde, desde el Observatorio de Internet del INADI empezaron a seguir la actividad de la plataforma y ahora la denunciaron por incitar a la violencia colectiva, instigar a cometer delitos sexuales, promover el odio religioso, el hostigamiento y el acoso- especialmente dirigido a adolescentes-, y discriminar. Desde el organismo le pidieron a la Justicia individualizar, a través de las direcciones IP, tanto a los administradores del sitio como a los participantes. La fiscalía de la Ciudad especializada en discriminación ya está analizando el contenido de esta web.

El escrito, al que accedió Clarín, fue presentado por Claudio Presman, interventor del Inadi. En sus páginas destaca que “en forma reiterada y sin ningún tipo de control o autorregulación por parte de sus titulares” se realizan publicaciones y se facilita la difusión de materiales anónimos que, además, hacen “apología de delitos”. Entre ellos, “fomentan expresiones de violencia de género, la exhibición de representaciones de menores de edad con fines sexuales y promueven contenidos xenófobos y racistas”. También, según la denuncia, a través de esta red se estimula el uso de estupefacientes.

La Web está dividida en categorías que cambian de orden constantemente, según el tráfico de comentarios que se registre en cada una de ellas. En la denuncia consta que detectaron, por ejemplo, una específica de odio destinado a la diversidad sexual. También hay secciones de pornografía y publicaciones en las que celebran serias agresiones hacia las mujeres.

La página está “orientada a un público juvenil”. “Sabemos que el 78% de los que la visitan tienen un IP argentino y que hay miles de adolescentes activos”, detalla a Clarín Raúl Fazzalari, coordinador de observatorios del Inadi, que señala que los usuarios llegan a Voxed buscando directamente el sitio o luego de escribir en el navegador la palabra “porno”.

“Suelen subir fotos de jóvenes y burlarse de ellos. Hay muchas víctimas de ciberbullying. Nos encontramos con contenido sexual, discriminación por tema migratorio y religioso. Cometen delitos contra casi todo el código penal”, dice Presman en diálogo con este diario.

Mariano Valls (40) vivió en carne propia el acoso en Voxed. “Fui difamado, hostigado, acosado. Hasta llegaron a amenazarme de muerte. No tenía ganas de salir, tuve miedo. Con mi familia la pasamos muy mal”, le cuenta a Clarín. Según él, ciertas diferencias con los que eran sus compañeros en un programa de radio online derivaron en que estas personas compartieran su imagen con sus datos personales en esa red social anónima. “Me empezaron a insultar, me dijeron que me iban a matar. Veía lo que ponían y temblaba. Llegaron a postear fotos de mi mujer y mi hijo y los comentarios eran terribles”, agrega Mariano, que asegura que sufrió las agresiones durante dos años y que denunció la situación “en el ministerio público fiscal, en el Inadi, en la oficina de cibercrimen de la Policía y en el observatorio web de la DAIA”.

Según el interventor del Inadi, pretenden llegar “a los creadores y a los usuarios anónimos que comenten los delitos”. “Como conocemos el caso de la adolescente de La Plata es que le decimos a la justicia que se ocupe del tema para prevenir futuros episodios. Los usuarios se exponen a muchos peligros: uno de ellos es el grooming (cuando un mayor se contacta con un menor haciéndose pasar por un par). Las redes sociales son virtuales pero el daño es real”, remarca Presman. A su vez, destaca que tienen la intención de que se cierre la página y que están atrás de “al menos cinco sitios similares” por lo que adelanta que habrá más denuncias.

La causa quedó en manos de la fiscalía N° 22, especializada en discriminación y a cargo de Rodrigo Pagano Mata. Desde el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad aseguraron que se mandó a peritar el sitio, es decir, a rastrear las publicaciones al cuerpo de investigaciones judiciales y a la división de conductas discriminatorias.

Al mismo tiempo, se pidió a los servidores de Estados Unidos los IP de los involucrados. Consultados por la posibilidad de solicitar el cierre preventivo de la página, afirmaron que “no descartan pedir el bloqueo aunque, para hacerlo, hay que tener la investigación más avanzada”. Este diario intentó contactar a los administradores de Voxed. Sin embargo, no recibió respuesta.

El caso de Lara

La investigación de una “instigación al suicidio” en el caso de Lara Tolosa (15), la alumna del Colegio Nacional de La Plata que se disparó con un revolver en plena clase, tuvo pocos avances en los 9 meses que pasaron desde el episodio trágico. La Justicia Federal aún no tiene las conclusiones de la “autopsia psicológica”, un estudio que intenta establecer los motivos que habrían llevado a la adolescente a esa drástica decisión que adelantó en Voxed.

Justamente ese sitio de internet es el que está bajo la lupa. Quienes denunciaron el presunto caso de incitación al suicidio fueron las autoridades de la UNLP, de quien depende el Colegio Nacional. En el expediente hay más de 30 testimonios de compañeros, familiares y allegados a Lara. “El cuerpo de peritos forenses de la Corte Suprema aún no terminó el informe”, dijeron a Clarín fuentes del Juzgado Federal 3 de La Plata, a cargo de Ernesto Kreplak. El proceso está en los tribunales federales porque ocurrió dentro de una universidad nacional.

Tampoco se pudo establecer quiénes fueron los responsables de las amenazas que recibieron algunos compañeros de Lara. Estaban dirigidas contra otros chicos que repudiaron los contenidos que se volcaban en esa web. El Juzgado pidió a los administradores de Voxed los IP desde donde se hicieron, pero llegaron al despacho sin fecha ni horario.

A las 7:45 del 3 de agosto de 2017, Lara se pegó un tiro en la cabeza frente a toda la clase que escuchaba a la profesora de Geografía. Ocurrió en el segundo piso de ese tradicional establecimiento situado en las calles 1 y 49. En una de las últimas filas del salón sacó un revólver calibre 38 y se disparó en el parietal derecho. Lo había anticipado en Voxed: “El jueves voy a suicidarme en el colegio y lo voy a transmitir en directo”, escribió.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios