Durante una homilía, el pontífice lanzó la posibilidad de emular a su antecesor, Benedicto XVI, quien “abrió la puerta” para que futuros papas pudieran renunciar.

El papa Francisco ha reconocido que ha pensado en la posibilidad de “despedirse” como líder de la Iglesia católica. Lo ha revelado durante la homilía de este martes 15 de mayo.

Al respecto, el papa ha recordado la manera en que San Pablo pensaba en el momento en que debía encomendar su grey al cuidado de otros y dijo que todos los obispos deben tomar esa decisión.

“Cuando leo esto, pienso en mí, porque soy obispo y tendré que despedirme“, ha admitido Francisco. Sin embargo, la oficina de comunicación del Vaticano no ha difundido el texto completo de la reflexión del papa este martes.

Francisco, de 81 años de edad, ha recordado también que, con su renuncia al cargo, su antecesor, el papa Benedicto XVI, “abrió una puerta” para que los líderes del Vaticano pudieran abandonar la jefatura de la Iglesia de Roma.

El actual papa también ha asegurado que no tiene previsto un pontificado largo, pero no ha dicho explícitamente que vaya a renunciar.

Francisco se reunirá con obispos chilenos en el Vaticano para discutir los casos de abusos a menores en ese país latinoamericano, según informaron portavoces de la Conferencia Episcopal de Chile.

 

Fuente: rt.com