Israel excluye la posibilidad de una solución pacífica del conflicto, si Palestina no reconoce a Jerusalén como la capital del Estado judío, declaró el ministro israelí para Asuntos de Jerusalén, Zeev Elkin.

“No habrá una solución pacífica, en el marco de la cual Jerusalén no será la capital de Israel, (…) ningún Gobierno israelí lo permitirá”, dijo Elkin en una entrevista con el periódico Izvestia.

Agregó que el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén aumenta las posibilidades de una solución pacífica, porque obliga a Palestina a comprender que Israel no va a renunciar al derecho a Jerusalén.

El 13 de mayo, Estados Unidos trasladó oficialmente su embajada a Jerusalén en medio de masivas protestas de los palestinos en la Franja de Gaza.

El 6 de diciembre, la Administración de EEUU anunció su decisión de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel y reubicar allí su embajada, tradicionalmente situada en Tel Aviv.

La decisión estadounidense provocó severas críticas por parte de la comunidad internacional, sin embargo, algunos países, como Guatemala, Honduras y Paraguay, apoyan la iniciativa de EEUU y prevén seguir su ejemplo.

Israel considera Jerusalén su capital “única e indivisible”, incluidas sus zonas orientales y el centro histórico.

La comunidad internacional no reconoce esta anexión y ve el asunto como uno de los problemas principales del conflicto en Medio Oriente que debería resolverse a través de un acuerdo con los palestinos que reclaman la parte oriental de Jerusalén.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios