Israel está preocupado por perder su supuesta ‘supremacía aérea’ en Oriente Medio debido a un acuerdo que permite a Estados Unidos proporcionar a Turquía un centenar de aviones de combate de quinta generación F-35. Tel Aviv se esfuerza ahora por socavar el convenio.

Un alto funcionario del ministerio de asuntos militares israelí declaró el domingo al diario local Hareetz que Israel quiere seguir siendo el único en la región de Oriente Medio que cuenta con los F-35 para mantener su ventaja militar cualitativa.

Turquía, un miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pidió dos F-35 de fabricación estadounidense en 2014 para una flota proyectada de 100 aviones de este tipo, según el diario turco Daily Sabah. Si las conversaciones avanzan sin contratiempos, se prevé que el primer aparato sea entregado a Ankara el próximo junio.

Las autoridades israelíes han estado discutiendo con sus pares estadounidenses la venta de estas aeronaves a Turquía sin software y el suministro a Israel de un software desarrollado que permita la “actualización” de las capacidades de los F-35 israelíes.

La Fuerza Aérea de Israel tiene previsto recibir en julio el software que mejorará el rendimiento de sus aviones F-35, dijo al rotativo una fuente militar israelí.

Aún se desconoce si Washington cumplirá con lo acordado con Ankara debido a las muchas voces críticas que provienen del Senado estadounidense. Los legisladores aprobaron el 24 de mayo un proyecto de ley que prohíbe la venta de los F-35 a Turquía por su decisión de comprar los sistemas de misiles antiaéreos de largo alcance rusos S-400.

Las autoridades turcas han rechazado, a su vez, la postura hostil de Washington y han puesto de relieve que la compra de los S-400 rusos no es asunto de EE.UU.

Turquía podría comprar a Rusia los cazas de quinta generación Sujoi Su-57, si Estados Unidos decide suspender la venta de aviones F-35 Lightning II a Ankara, según desveló el domingo el rotativo turco Yeni Safak.

 

Fuente: hispantv.com