La cantante colombiana Shakira suspendió un concierto que tenía que celebrar en Tel Aviv el 9 de julio, debido a la presión del movimiento BDS, Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel, a causa de la ocupación de los territorios palestinos.

Agentes vinculados al BDS en Israel confirmaron que representantes de Shakira les informaron de su decisión de no acudir al concierto de Tel Aviv, a pesar de que en las últimas semanas se habían vendido cientos de entradas.

En la campaña del BDS participaron numerosas instituciones palestinas así como activistas de todo el mundo, principalmente del Líbano [de donde es originario el padre de Shakira], Jordania y otros países de Oriente Medio.

El movimiento BDS, que se manifiesta regularmente contra la normalización de relaciones con Israel, dijo que los embajadores de buena voluntad de la ONU, como es el caso de Shakira, tienen la “obligación moral” de no ser inmunes a la violación de los derechos humanos y al apartheid.

 

Fuente: sputniknews.com