El Palacio de Hierro, propiedad de Alberto Baillères, se sumó a una lista de empresas que han comenzado a alentar a sus empleados a pensar cuidadosamente acerca de por quién votarán el 1 de julio. Trabajadores de la empresa contaron a Bloomberg, uno de los medios especializado en negocios más importantes del mundo, que la empresa citó al personal de Perisur en el comedor para una reunión obligatoria.

El mensaje, que fue repetido uno y otra vez, era: “Voten por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a Andrés Manuel López Obrador; es la mejor oportunidad que tenemos de preservar el sistema económico que nos permite emplearlos”.

Alberto Baillères –el tercer hombre más rico de México, según el listado de la revista Forbes– y su hijo Alejandro Baillères Gual fueron unos de los principales donadores de la campaña de Margarita Zavala, quien abandonó la contienda el 16 de mayo, cada uno con una aportación de un millón 680 mil pesos.

“Voten por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a Andrés Manuel López Obrador; es la mejor oportunidad que tenemos de preservar el sistema económico que nos permite emplearlos”. Ese fue el mensaje que recientemente el Palacio de Hierro, propiedad de Alberto Baillères, dirigió a sus empleados, de acuerdo con Bloomberg, uno de los medios especializado en negocios más importantes del mundo.

La información de Bloomberg fue recogida de testimonios de empleados del Palacio de Hierro, quienes contaron a la periodista Andrea Navarro que en una reciente tarde entre semana, la empresa citó al personal de Perisur, ubicado en la Ciudad de México, en el comedor para una reunión obligatoria. “En los siguientes 40 minutos, el mensaje fue repetido una y otra vez: Voten por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a López Obrador”, menciona el medio.

El mensaje del Palacio de Hierro se suma al de Finsa, Herdez, Grupo Vasconia y Grupo México, cuyos CEO’s pretenden orientar el voto en la elección del 1 de julio, donde el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador encabeza las preferencias. Apenas hoy el diario Reforma publicó su más reciente encuesta: le da una ventaja de 52 por ciento.

El Palacio de Hierro pertenece al conglomerado Grupo Bal, que integra otras empresas como Petrobal, GNP, afore Profuturo, Casa de Bolsa Valmex y Peñoles, una de las grandes compañías mineras mexicanas que junto con Grupo México son responsables de desastres ambientales.

El dueño de Grupo Bal es Alberto Baillères González, quien posee una fortuna de 10.8 mil millones de dólares y es el tercer hombre más rico de México, de acuerdo con el listado de la revista Forbes.

Alberto Baillères y su hijo Alejandro Baillères Gual fueron unos de los principales aportadores de la campaña de Margarita Zavala, quien abandonó la contienda el 16 de mayo, cada uno con una donación de un millón 680 mil pesos.

LA OPERACIÓN EN PALACIO DE HIERRO

De acuerdo con Bloomberg, que cita testimonios de empleados del Palacio de Hierro, las presentaciones incluyeron un video electoral de seis minutos creado por ConcienciaMX, un grupo financiado en parte por las tres principales cámaras de comercio del país.

El mensaje principal del video fue, según Bloomberg:

“Usted, y en términos más generales México, no están tan mal como se cree. Los salarios y el poder adquisitivo han aumentado en las últimas décadas, los servicios públicos son mejores, el comercio exterior está en auge y juntos, podemos continuar mejorando la sociedad mexicana. Infórmate y reflexiona antes de votar”, dice el narrador al final del video mientras una gráfica insta a los espectadores a no emitir un voto “por enojo”.

Bloomberg detalla que el Palacio de Hierro dijo en un comunicado que está involucrado en el movimiento independiente de ConcienciaMX para “formar un mejor país por medio del empoderamiento de los mexicanos. Existen varios esfuerzos para promover la participación ciudadana y el voto libre y secreto, lo cual es acorde a nuestra filosofía”.

Sin embargo, la compañía negó que buscara presionar a sus empleados a votar de una manera u otra. “El Palacio de Hierro es completamente respetuoso de las preferencias políticas individuales y refrenda su neutralidad política”, dijo la empresa al medio.

De acuerdo con Bloomberg, el material electoral también se exhibe en las tiendas de supermercado Chedraui. “En las áreas de descanso de los trabajadores cuelgan carteles con las preguntas “¿Qué es la democracia?” y “¿Qué es el populismo? Explican, además, cómo Cuba y Venezuela son los únicos países de la región que no tienen elecciones libres y democráticas”.

López Obrador, quien lleva una ventaja de más de 20 puntos porcentuales cuando sólo falta un mes para las elecciones, se ha comprometido a subsidiar a los pequeños agricultores y detener la apertura de la industria petrolera mientras se revisan los contratos. Aunque también les ha dicho a los empresarios que será un Presidente favorable al mercado y que no tiene la intención de expropiar empresas privadas.

Con una postura en contra de las ideas “populistas” un grupo de empresarios ha entrado de lleno a la campaña presidencial. Primero lo hicieron con dos desplegados difundidos en la prensa nacional–el del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE)– en los que recriminaron a AMLO las acusaciones sobre su influencia en esta campaña a favor del panista Ricardo Anaya.

Ahora los empresarios han emprendido una campaña dirigida a sus colaboradores y trabajadores advirtiéndoles sobre “un viraje en la economía” y en algunos casos hasta mencionando el nombre del candidato al que identifican como “populista”.

El 1 de julio están llamados a las urnas 89 millones de personas para elegir al Presidente de México, los diputados, los senadores, ocho gobernadores y el jefe de Gobierno de Ciudad de México, entre otros 3 mil 400 cargos.

 

Fuente: sinembargo.mx

Enlace original: http://www.sinembargo.mx/30-05-2018/3423785