Abu Dabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos ya “no está inmune” a los misiles lanzados en represalia por ataques saudíes, dice portavoz del Ejército yemení.

“A partir de ahora Abu Dabi ya no está segura, estaría dentro del alcance de nuestros misiles balísticos”, precisó el coronel Sharaf Luqman en un comunicado emitido el viernes por la agencia yemení de noticias Saba.

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) es un miembro clave de una campaña militar dirigida por Arabia Saudí que comenzó en marzo de 2015 para restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi y reprimir al movimiento popular yemení Ansarolá.

Desde entonces, más de 10 000 yemeníes han sido asesinados por los bombardeos saudíes, en su mayoría civiles.

Luego de instar a Abu Dabi a tomarse en serio su advertencia, Luqman enfrentaría a las fuerzas emiratíes en la ciudad portuaria de Al-Hudaydah (oeste).

“El Ejército de Yemen, apoyado por los comités populares, ha recuperado la mayoría de las áreas en la costa occidental”, aseveró Luqman, advirtiendo que las islas y zonas, donde están desplegadas las fuerzas saudíes y emiratíes, se convertirían en un cementerio.

Las declaraciones del general yemení se produjeron en medio de una reciente acumulación militar por parte de las fuerzas respaldadas por Arabia Saudí y los EAU en Al-Hudaydah.

Tras unos días de intensos combates, el portavoz del Ejército de Arabia Saudí, el coronel Turki al-Malki, anunció que las unidades yemeníes avanzaron a 20 kilómetros de Al-Hudaydah (en el oeste), el principal puerto de ingreso de las importaciones y la ayuda humanitaria al país, que es blanco de los bombardeos de Arabia Saudí y sus aliados.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) teme que esta operación militar perturbe la llegada de ayuda humanitaria al país, en donde algunas regiones están al borde de la hambruna. El 70 % de la ayuda arriba al puerto de Al-Hudaydah.

 

Fuente: hispantv.com