El padre Luis Farinello murió hoy a los 81 años en el hospital del Quilmes después de haber sufrido una insuficiencia cardíaca.

Según supo Clarín, el religioso ingresó al nosocomio de esa ciudad a las 18.30 y no pudo ser reanimado.

Farinello, una figura reconocida en el país, nació el 8 de febrero de 1937, en Avellaneda. Era hijo de una empleada doméstica y de un “verdulero analfabeto”, como solía recordar.

El religioso dijo que descubrió su vocación por el catolicismo porque de chico era “muy tartamudo” y que el Seminario Mayor de La Plata, recuerda, “era un lugar donde podía hablar poco y rezar mucho”.

Heredó de su padre la militancia peronista, y de un vecino la pasión por San Lorenzo. Pero fue en el movimiento de curas del Tercer Mundo donde aprendió que “la política está en todos lados y es la herramienta para poder cambiar”.

En su momento, supo decir que le parecía un sueño cuando su nombre aparece “junto a los del padre Carlos Mujica y el obispo Enrique Angelelli”.

Farinello era un cura a favor del celibato optativo y hasta llegó a reconocer haberse enamorado e incluso haber sufrido “dos veces por amor”.

Fanático de San Lorenzo, Farinello participó junto a miles de hinchas del ciclón de un acto por la vuelta a Boedo. “La vuelta a Boedo también es un sueño que tenemos”.

Al hablar del club de sus amores, decía: “San Lorenzo es parte de mi vida, es una alegría. El fútbol es como una misa, algo tan hermoso”.

“San Lorenzo nació sacando pibes de la calle, pensando en el otro. Tiene que ser un equipo distinto, por sus orígenes. No es un equipo más, tenemos que vivir de otra manera. De esto se sale todos juntos o nos hundimos definitivamente”, sostuvo entonces a Mundo Azulgrana Radio.

En una entrevista que dio hace años, armó una selección con personalidades que admiraba, con Jesús, obviamente, como número 10. Lo acompañaban: “el curita Chingolo, de Solano, Francisco de Asís, Gandhi, Einstein, Freud, Marx, Da Vinci, Mozart, Borges y Belgrano”.

Conocido por su militancia social y política, fue uno de los creadores del partido Polo Social y candidato a senador nacional por la provincia de Buenos Aires en el 2001. También fue el encargado de las reflexiones religiosas que se emiten en la Televisión Pública.

Su programa “El Kairós del Padre Farinello” se emitió durante años en la pantalla estatal y allía ofrecía una breve reflexión sobre los temas de la vida cotidiana.

 

Otro que lo saludó con pesar fue el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, del PRO.

“Lamento profundamente el fallecimiento del Padre Luis Farinello. Su trabajo y ayuda incansable a quien lo necesitaba fue y será un ejemplo para todos los que admirábamos a este gran hombre. Mis más sentidas condolencias a familiares y amigos en este difícil momento”, manifestó en Twitter.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios