El 29 de mayo, más de 1500 personas marcharon por las calles de Cuenca pidiendo a la justicia que sancione a Cordero por supuestos abusos sexuales a niños, informa la prensa local.

Cordero, de 91 años, dirigía un centro educativo, y ahora tiene cinco denuncias en su contra por abusos sexuales cometidos hace alrededor de 50 años.Jorge Palacios, de 63 años, fue el primero en denunciar que Cordero lo violó cuando era niño.

En la manifestación, Henry Calle, coordinador Zonal 6 de Educación, dijo al diario El Telégrafo que desde 2014 se recibieron 140 denuncias por abusos sexuales en los establecimientos educativos de las provincias sureñas de Azuay, Cañar y Morona Santiago.

Además, señaló que hubo 44 destituciones de profesores y que todos los casos se encuentran judicializados.

El lunes 28, un monumento de Cordero situado en la Universidad Católica de esta ciudad fue retirado luego de haber sido objeto de diversos ataques.

En Ecuador, se conoció en 2017 que cien niños fueron abusados en un colegio público de Guayaquil (oeste) y al menos 84 en otro de Quito, y solo con estos casos masivos, más uno ocurrido en una academia de ballet, sumaban 327 víctimas.

Al momento se conocen, según la fiscalía, 4.500 denuncias de abusos a menores de edad, de los cuales 717 ocurrieron en el sistema educativo, aunque el número real sería mayor.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios