El Departamento Regional del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia informó que en la región rusa de Krasnoiarsk en Siberia, fueron detenidos 11 miembros de una célula extremista que reclutaba a personas para combatir en Siria y Afganistán.

En un comunicado, el FSB explicó que durante una operación, los agentes detuvieron a 11 miembros de una red terrorista, dos de los cuales arribaron a Krasnoiarsk de Kirguistán y organizaron un canal de traslado de radicales a Siria y Afganistán para integrarse a grupos terroristas”.

El comunicado indicó que el líder de la célula estableció contacto telefónico con los miembros de una organización internacional terrorista en el exterior.

Según el FSB, esta persona reclutaba a sus compatriotas que trabajaban en la región para sumarse a las filas terroristas y les ayudaba a trasladarse a las zonas controladas por organizaciones terroristas.

Los criminales promovían el terrorismo por medio de vídeos de un predicador islamista en comedores y lugares de residencia, durante los registros el FSB halló y requisó literatura religiosa prohibida.

 

Fuente: sana.sy

Anuncios