—¿Usted abusó de su hija Dylan?

—Claro que no. Esto es algo que había sido analizado minuciosamente 25 años atrás por todas las autoridades y todos llegaron a la conclusión de que no era cierto. Y ese fue el final, y he seguido con mi vida y ahora, que vuelva ahora.. Quiero decir, Dios mío… Es terrible acusar a una persona de algo así. Soy un hombre con una familia y mis propios hijos. Así que claro, es triste.

La pregunta fue hecha por el periodista Jorge Lanata, conductor de Periodismo para Todos, a Woody Allen, en un reportaje exclusivo realizado en Nueva York y transmitido en la noche de este domingo en PPT. Allí, entre otros temas, hablaron de la denuncia de abuso contra el cineasta sobre su hija adoptiva Dylan.

Siguió: “Me siento mal porque me acusan de algo terrible, terrible. Me duele, le duele a mi familia. Algo que fue juzgado por personas hace 25 años, investigado por dos fuentes diferentes y resultó ser completamente falso y ahora ha regresado. Entonces, por supuesto, me siento mal al respecto. Es terrible que una persona sea acusada de algo tan horrible. Cuando te han investigado y encontrado completamente inocente de repente regresa. Claro, te sientes angustiado”.

La denuncia contra Woody Allen ocurrió en 1992, en medio de la separación del actor y director y su pareja, Mia Farrow. Allen, que entonces tenía más de 50 años, había iniciado en esa misma época una cuestionada relación con otra hija adoptiva de Farrow, Soon-Yi Previn, con la que finalmente se casó en 1997.

En enero pasado, Dylan Farrow, hoy de 32 años, ratificó en un programa de televisión la denuncia de abuso contra Woody Allen en medio del movimiento #MeToo. Dijo en ese momento: “He estado diciendo esto, he estado repitiendo estas acusaciones sin alteraciones por 20 años y he sido sistemáticamente silenciada, ignorada o desacreditada. ¿Si no pueden acusar recibo de las acusaciones de una superviviente, cómo nos van a defender a todas?”. Los movimientos feministas han salido a acompañar la denuncia de Dylan.

#MeToo

Allen agregó respecto a este movimiento y la denuncia en su contra: “Creo que cualquier situación en la que alguien es acusado de algo injustamente es triste. Todo el mundo quiere que se haga justicia. Como ahora, que existe el movimiento #MeToo, lo apoyas, quieres que se lleve ante la Justicia a estos terribles acosadores, a estas personas que hacen todas estas cosas terribles. Y creo que eso es algo bueno. Lo que me molesta a mí es que me vinculen con ellos“.

Siguió: “Personas que han sido acusadas por 20, 50, 100 mujeres de abuso, abuso y abuso. Y yo, que fui acusado una vez por una mujer en un caso de custodia de menores que fue analizado y demostrado ser falso, me agrupan con estas personas. Como digo, soy un gran defensor del movimiento #MeToo, me conmuevo cuando encuentran a personas que acosan a mujeres y hombres inocentes, es bueno que los expongan”.

Cerró: “Es gracioso, yo debería ser la cara en los afiches del movimiento #MeToo porque he trabajado en películas durante cincuenta años, he trabajado con cientos de actrices, cientos y ni una sola, grandes, famosas, principiantes, nunca nadie ha sugerido ningún tipo de indecencia en absoluto. He empleado a cientos de mujeres en los equipos que producen las películas y les hemos pagado exactamente los mismos salarios que los hombres. Por tanto, estoy de su lado y me siento parte de eso. En principios y en espíritu estoy complemente a favor de que lleven a la justicia a los verdaderos abusadores”.

 

Con información de clarin.com