El Día Mundial del Medio Ambiente pone en evidencia el gran impacto del hombre sobre los ecosistemas. La gestión del plástico es un desafío global. En Tailandia y otros países del sudeste asiático, la contaminación plastica es aguda.

Un continente de plástico se está formando en el Océano Pacífico. Una aberración que demuestra lo dañino que puede ser nuestro modelo de desarrollo. Una tragedia para los ecosistemas que tiene como punto de origen el sobreuso de la materia plástica en la mayoría de los países.

Las naciones del Sudeste asiático son las que más afectadas por este fenómeno. Un informe del año pasado de la organización ambientalista Ocean Conservancy adelantó que tan solo cinco países, China, Indonesia, Filipinas, Tailandia y Vietnam, lanzan al océano tantos desechos plásticos como el resto del planeta.

La gestión del plástico es un desafío global. Desde el auge de esta materia en los años 50, se produjeron unos 8,3 mil millones de toneladas en el mundo, según calculó el Earth Day Network. Dentro de este volumen, solo el 10% habría sido reciclado. El plástico es particularmente nocivo, la fauna marítima, por ejemplo, padece gravemente del fenómeno.

El enfoque de este 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente impulsado por las Naciones Unidas desde 1974, busca sensibilizar a los ciudadanos y a los políticos de la necesidad de acciones fuertes para poder revertir a esta problemática.

 

Fuente: france24.com

Anuncios