Islandia es un año más el país más pacífico del mundo, mientras que Siria sigue sufriendo el mayor nivel de conflicto, revela el Índice de Paz Global 2018 difundido en el Reino Unido.

Este índice -GPI, por sus siglas en inglés- fue elaborado por el centro de estudios australiano Instituto de Economía y Paz entre 163 países durante 2017.

Aunque se mantiene entre las cuatro regiones más pacíficas del planeta, de nueve analizadas, Suramérica sufrió un deterioro de la paz el año pasado, si bien algunos países mejoraron, como Argentina, que escala ocho puestos hasta el 66; Nicaragua, que gana 7 hasta el 68; o Cuba, que sube 8 hasta el 81.

Chile, el país latinoamericano más pacífico

En la duodécima edición del GPI, el país latinoamericano más pacífico es Chile, en el número 27, seguido de Uruguay (36); Costa Rica (38); Panamá (49); Perú (74); Ecuador (75) y Paraguay (77).

La República Dominicana está en el puesto 91 y detrás van Bolivia (94); Brasil (106); Guatemala (111); El Salvador (116); Honduras (118); México (140); Venezuela (143) y Colombia (145).

En general, el nivel de pacificación del mundo cayó el año pasado un 0,27 por ciento respecto a 2016, y, frente a 71 países que mejoraron, 92 sufrieron un retroceso.

Después de Islandia, que ocupa el primer lugar del GPI desde 2008, los países más pacíficos son Nueva Zelanda, Austria, Portugal y Dinamarca, y los menos son Afganistán, Sudán del Sur, Irak, Somalia, y, finalmente, Siria.

Europa, la región más pacífica, pese a retrocesos

La región más pacífica del mundo sigue siendo Europa, aunque en 2017 empeoró por tercer año consecutivo, y, “por primera vez en la historia del índice”, un país occidental, España, “experimenta uno de los cinco mayores deterioros de la paz” del listado, dijo el presidente del Instituto, Steve Killelea.

De 36 países europeos, 23 acusaron un deterioro, en su mayoría de Europa occidental, mientras que hubo mejoras “compensatorias” en varios Estados de Europa del Este.

La región más inestable sigue siendo Oriente Medio y el Norte de África, por lo que Killelea opina que “la mejor medida para mejorar la paz mundial sería que se resolvieran los conflictos en Siria, Irak, Libia y Yemen”.

Pese a la mayor conflictividad en el planeta, el Instituto revela que ha bajado el nivel global de gasto militar, lo que se debe a que “los conflictos son muy intensos en algunas partes del mundo pero no en otras”, señala el creador del índice.

 

Fuente: dw.com

Anuncios