Millones de personas en todo Irán y otros países del mundo han participado en las manifestaciones del Día Internacional de Al Quds para mostrar su solidaridad con los palestinos y condenar las décadas de ocupación y atrocidades de Israel.

En Teherán y otras ciudades y pueblos, personas de todos los ámbitos de la vida han tomado las calles para el evento anual que se celebra el último viernes del mes de ayuno musulmán de Ramadán.

Se planean eventos similares en Londres, Madrid y Toronto y otras 800 ciudades en todo el mundo, donde por lo general se ve gente cantando consignas anti-israelíes y quemando las banderas del régimen sionista ocupante.

Los organizadores en Toronto dijeron que el tema de la manifestación era presionar por “la justicia, la paz y el amor” y contrarrestar la islamofobia y el racismo, así como oponerse al “sionismo y los crímenes de guerra israelíes”.

Se espera que los palestinos acudan a las inmediaciones de la valla que separa Gaza de los territorios ocupados. Este sitio se ha convertido en el escenario de protestas, que han sido reprimidas a sangre y fuego por el Ejército israelí.

El Día Internacional de Al Quds es un legado del fallecido fundador de la República Islámica de Irán, Imam Ruholá Jomeini, quien designó el día en solidaridad con los palestinos.

Este año, el Día se ha convertido en el grito de protesta más grande después de meses de manifestaciones masivas en Gaza, que demostraron la incapacidad de Israel para poner fin a las acciones de los palestinos a pesar del uso generalizado de la fuerza letal contra ellos.

Desde fines de marzo, más de 120 manifestantes palestinos han sido asesinados y miles más heridos por las fuerzas israelíes, principalmente por francotiradores. El ejército israelí ha sido objeto de intensas críticas internacionales por permitir que sus fuerzas abran fuego contra manifestantes desarmados en Gaza.

Las tensiones se han incrementado cerca de la valla de Gaza desde el 30 de marzo, que marcó el inicio de una serie de protestas apodada “La Gran Marcha del Retorno”, que exige el derecho al retorno de los expulsados de su patria.

Los enfrentamientos en Gaza alcanzaron su apogeo el 14 de mayo, la víspera del 70 aniversario del Día de la Nakba (el Día de la Catástrofe), que coincidió este año con la reubicación de la embajada de EEUU desde Tel Aviv a la ciudad palestina ocupada de Al Quds.

 

Fuente: almanar.com.lb

Anuncios