Funcionarios del Ministerio de Navegación de la India anunciaron que, a pesar de la decisión de EEUU de imponer nuevas sanciones contra Irán, tienen la intención de lanzar el proyecto de desarrollo del puerto estratégico de Chabahar esta semana.

India ha elegido a Kaveh Ports y Marine Services Company de Irán para gestionar durante 18 meses el puerto de Chabahar, según IRNA, que citó el diario indio Hindustan Times. Entretanto, Nueva Delhi buscará una empresa india para la gestión sostenible de este proyecto.

India se ha hecho cargo, desde la visita en febrero pasado del presidente iraní Hassan Rohani a ese país, de la responsabilidad de la primera fase del puerto de Chabahar, prometiendo comenzar antes del 17 de junio las operaciones de desarrollo del puerto.

La compañía internacional india IPGL (Indian Ports Global Ltd) se formó en 2015 con la misión de desarrollar puertos fuera de la India. En mayo de 2016, firmó un contrato con la empresa iraní Arya Bandar para el equipamiento y la administración de las terminales multifuncionales del muelle de Shahid Beheshti, como parte de la primera fase del proyecto del puerto de Chabahar. Según este contrato, el IPGL administrará el muelle de Shahid Beheshti durante 10 años con una inversión de 85,21 millones de dólares.

El proyecto del puerto de Chabahar es un éxito en las relaciones Irán-India, ya que debe facilitar la exportación de productos indios a través del mismo. El puerto, ubicado en la provincia de Sistán y Baluchistán, en la costa sur de Irán, promoverá el comercio entre India, Afganistán e Irán sin pasar por Pakistán, que impone obstáculos a India en el uso de su territorio. Del mismo modo, el puerto proporcionará a India un acceso a Asia Central y Europa.

India ha comprometido 500 millones de dólares para el proyecto de desarrollo del puerto de Chabahar. La primera fase del proyecto se inauguró en diciembre de 2017 en presencia del presidente iraní y representantes de la India y otros países de la región.

Irán y Afganistán anunciaron, por su parte, la creación de un corredor de transporte internacional y el primer convoy de trigo de India fue enviado ya desde el puerto de Chabahar a Afganistán.

Irán e India firmaron 15 contratos y memorandos de entendimiento el 17 de febrero.

En los últimos años, India ha sido un socio comercial y económico privilegiado de Irán. Los dos países también llevan a cabo una cooperación en el campo de las telecomunicaciones y el petróleo. Nueva Delhi siempre ha apoyado a Irán durante las sanciones de EEUU contra el país.

La decisión de Trump de sacar a EEUU del acuerdo nuclear provocó una reacción negativa de las autoridades e intelectuales indios. Ellos dijeron unánimemente que la India ignoraría estas sanciones y actuaría de acuerdo con sus intereses nacionales.

 

Fuente: almanar.com.lb

Anuncios