La sonda New Horizons de la NASA ‘ha despertado’ esta semana de su hibernación y está preparada para realizar el viaje espacial más lejano de la historia, comunica la misión New Horizons de la agencia espacial estadounidense.

Esa sonda espacial se encontraba en modo de hibernación desde diciembre pasado, para ahorrar recursos en su camino hacia el misterioso objeto conocido como ‘Ultima Thule’ (2014 MU69), en el cinturón de Kuiper, que está previsto lo sobrevuele el 1 de enero de 2019.

Finalmente, el 5 de junio la NASA recibió una señal de radio de la nave, enviada desde una distancia de 6.000 millones de kilómetros, 40 veces la distancia entre la Tierra y el Sol. En la señal de radio, New Horizons indicaba que había ejecutado los comandos de la computadora de a bordo para ‘despertarse’.

Tras confirmarse que la sonda ha salido de su modo de hibernación, los científicos han enviado el primer comando a la computadora de la nave para comenzar los preparativos para el sobrevuelo de Ultima. Mientras que en agosto próximo, se ordenará a New Horizons que comience a hacer observaciones distantes de su objetivo, que ayudarán a establecer la ruta adecuada.

En julio del 2015, New Horizons realizó un histórico vuelo más allá de Plutón y sus lunas, proporcionando datos que han transformado la visión sobre esos intrigantes mundos. Después emprendió camino hacia Ultima Thule, a unos 1.600 millones de kilómetros de Plutón.

La naturaleza real de 2014 MU69, que tiene forma de ‘8’, es desconocida, aunque los científicos consideran que se trataría de una roca de casi 30 kilómetros de largo, o de dos objetos muy cercanos o en contacto. Está previsto que durante el sobrevuelo, New Horizons estudie la geología y morfología de Ultima, que ayudaría a saber más sobre cómo se formaron los planetas.

 

Fuente: rt.com