El satélite de retransmisión chino Queqiao alcanzó este jueves el punto Lagrange L2 sobre la cara oculta de la Luna, que es su hemisferio no observable desde la Tierra. Se convierte así en el primer satélite del mundo en operar en esta órbita de halo, informa RIA Novosti citando a la Administración Espacial Nacional de China (CNSA).

La misión del satélite es establecer en el futuro la comunicación con una sonda exploradora en la cara oculta de la Luna. El Queqiao se situó este jueves en el llamado punto de libración L2, según la CNSA.

Los puntos de libración o puntos Lagrange son las cinco posiciones orbitales en que un objeto pequeño puede situarse estacionado y afectado por la gravedad, con respecto a dos objetos más grandes, como la Tierra y la Luna.

“Es el primer satélite de comunicación del mundo que se hace operativo en esa órbita. Sentará las bases para que [la nave y misión lunar china programada en diciembre de 2018] Chang’e-4 se convierta en la primera sonda de exploración que realice un aterrizaje suave en la cara oculta de la Luna”, expresó el presidente de la Academia de Tecnología Espacial de China, Zhang Hongtai.

 

Fuente: rt.com