El jefe de la bancada Argentina Federal dijo que no tiene garantías, la comparó con una comisión creada en la dictadura y afirmó que “la experiencia en Colombia fue muy mala”.

A dos años de lograr la media sanción en la Cámara de Diputados, el proyecto de ley de extinción de dominio “duerme” en el Senado. La iniciativa, que apunta a recuperar bienes obtenidos por delincuentes a través de la corrupción, el lavado de dinero y el narcotráfico, perderá estado parlamentario a fines de 2018, por lo que desde distintos sectores reiteraron el pedido para que sea aprobada.

Este miércoles, durante el informe de gestión del jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la Cámara alta, el jefe de la bancada Argentina Federal, Miguel Angel Pichetto, se refirió a esta cuestión.

“En las redes, reavivaron un tema sobre la cuestión de la extinción. ‘El demonio está dando vueltas en el Senado e impide que le saquemos los bienes a los corruptos’, es la construcción dialéctica. Yo digo que tenemos que tener cuidado con este tipo de leyes”, señaló.

En su exposición, el rionegrino comparó el proyecto impulsado por el Frente Renovador de Sergio Massa con la Comisión Nacional de Responsabilidad Patrimonial (Conarepa), creada por la dictadura en 1976 para  investigar enriquecimientos ilícitos y, sin pruebas, confiscó bienes a Isabel Perón y a otras 80 personas.

Tenía más garantías que la media sanción que votó Diputados en 2016. Creo que había un derecho a la defensa con la Conarepa. De hecho, mucho no expropiaron, y lo que expropiaron lo tuvieron que devolver y pagar con creces”, sostuvo.

Tras detallar que esta ley “está hecha para los narcotraficantes, la inventaron en Colombia y la experiencia fue muy mala”, Pichetto explicó: “Tiene que haber una etapa de proceso penal con cierta consistencia, donde haya semi plena prueba para poder disparar la extinción de dominio”.

En ese sentido, remarcó: “A veces nos dejamos llevar por corrientes de opinión, por este periodismo de panales que tiene un profundo desconocimiento sobre ciertos temas. Hagamos docencia desde este lugar, expliquémosle a esos periodistas de investigación cómo funciona el sistema judicial y penal. Salgamos de la demonización. Hagamos cosas que sean razonables”.

El senador peronista también cuestionó la “demagogia punitivista”. “El Gobierno anterior era garantista ultra, era el modelo de la puerta giratoria. Pero también se puede hacer demagogia aumentando las penas y diciendo que todos los que están en la administración pública son corruptos y hay que aumentarles las penas 20 años”.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios