El presidente estadounidense, Donald Trump, ha acusado en múltiples ocasiones a China de estar manipulando su divisa para obtener ventajas comerciales. Se trata de una devaluación artificial del yuan como herramienta para sacar ventaja de las relaciones comerciales.

El mandatario de EEUU prometió castigar al ‘manipulador de divisas’, pero hasta el momento no hubo acusaciones oficiales y todo se quedó en palabras, afirma el columnista del medio Expert Serguéi Manúkov.

China pasa a la acción

Según el columnista, es probable que después de que Estados Unidos se haya negado a presentar una acusación oficial tres veces, los mandatarios chinos hayan decidido que ya va siendo hora de usar esta arma secreta —aunque conocida por todos— de la guerra comercial.

Al fin y al cabo, las dos mayores economías mundiales en esencia manipulan sus divisas, explica el autor. Por ejemplo, después de la última amenaza de imponer aranceles a todos los productos chinos importados a EEUU el valor del yuan bajó. De hecho, la divisa china alcanzó su mínimo en relación al dólar en lo que va del año.

¿Podrá China responder a EEUU?

De acuerdo con Manúkov, hasta ahora el gigante asiático respondía de una manera equiparable a las acciones de EEUU. Pero Pekín no podrá contrarrestar la amenaza de Washington de imponer aranceles a todos los productos procedentes del país asiático, afirma.

Las caídas del yuan están poniendo en duda la habilidad de China de oponerse al país norteamericano, prosigue Manúkov. La devaluación del yuan coincidió con los anuncios de Donald Trump sobre sus planes de ‘castigar’ al país asiático por competencia desleal en el comercio.

Además, este año el Banco Popular de China redujo el límite de fondos de reserva para los bancos. Así, se prevé que la última bajada debería aumentar el nivel de liquidez en el sistema financiero chino por 108.000 millones de dólares.

Es la tercera vez que ocurre en el 2018, por lo cual los especialistas pronostican que habrá más bajadas de yuan a medida que se complique más el comercio entre China y EEUU.

Bajo una mirada atenta

El experto destacó el informe emitido por el Departamento del Tesoro de EEUU sobre los socios comerciales del país. Aunque en él no figura una acusación directa de que China esté manipulando divisas, el país asiático sí entró en la “lista de monitorización”.

De acuerdo con el columnista de Expert, los países que formen parte de esta ‘lista negra’ corren el riesgo de ser sujetos a sanciones en caso de cumplir con las siguientes condiciones:

  1. Tener un gran superávit en el comercio con EEUU
  2. Tener un superávit ‘material’ de la cuenta actual en el comercio con EEUU
  3. Entrometerse unilateralmente en repetidas ocasiones en la actividad de los mercados de divisas

Por ello, a pesar de ser una medida efectiva, la desvalorización de divisas es un arma de doble filo que puede dañar a ambas partes, subraya Manúkov. Existe el riesgo de que se repita la fuga de capitales que tuvo lugar en China en 2015. Asimismo, la desvalorización no contribuirá a mejorar las relaciones con Donald Trump. Así que Pekín debe ser extremadamente cauteloso al usar esta ‘arma’, concluyó el columnista ruso.

 

Fuente: sputniknews.com