El viceministro de Exteriores ruso, Mijaíl Bogdanov, afirmó que la presencia de las fuerzas rusas en Siria, después de erradicar el terrorismo, depende de la postura y la petición del gobierno sirio.

“Moscú contará con la opinión del gobierno sirio cunado tome su decisión respecto a la presencia militar en Siria, después de erradicar el terrorismo, dijo Bogdanov.

El diplomático ruso señaló: Cuando la guerra contra el terrorismo se acabe, contaremos con la postura del Estado sirio para determinar si nuestra presencia es necesaria, o la misión ya está cumplida y no es necesaria nuestra presencia.

Bogdanov volvió a recordar que Rusia tiene dos bases con barcos y aviones rusos en Tartus y Humaimim, conforme a un acuerdo bilateral entre Moscú y Damasco.

 

Fuente: sana.sy