Los hutíes yemeníes revelaron su nuevo sistema bélico. Esta vez se trata de una lanzadera de los misiles Badr-1 altamente protegida que se esconde bajo el suelo antes de lanzar sus proyectiles.

En las grabaciones filtradas en la red se puede apreciar un paisaje desértico deliberadamente distorsionado, más probablemente para dificultar la detección.

Luego, una lanzadera se ve erigiendo del suelo antes de efectuar el lanzamiento de misiles para posteriormente sumergirse de nuevo.

Mientras la información sobre los proyectiles Badr-1 es escasa, el medio ruso RG destaca que estos misiles ya se usan hace tiempo en el conflicto yemení y estarían fabricados en el territorio de Yemen.

Se trataría de un misil no guiado de combustible sólido con un alcance de unas decenas de kilómetros.

El uso de las lanzaderas subterráneas obstaculiza la detección de estos sistemas de misiles y los hace más resistentes ante los ataques, según RG.

Los miembros hutíes del movimiento yemení Ansar Alá se enfrentan con los partidarios del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, apoyados por la coalición árabe encabezada por Arabia Saudi e integrada mayormente por los países del golfo Pérsico.

El sangriento conflicto está severamente agravado por una situación humanitaria considerada “catastrófica”, con muchos habitantes del país que sufren de hambrunas y padecen enfermedades, todo en pleno combate entre las partes beligerantes.

 

Anuncios