Ucrania podría llegar a ingresar en la OTAN por medio de su acercamiento a Occidente, considera el experto ucraniano en materia militar Valentín Badrak.

Badrak, que es el jefe del Centro de Investigaciones del Ejército, de Conversión y de Desarme, cree que mientras Ucrania tenga problemas territoriales con Rusia, Kiev no podrá ni siquiera soñar con ingresar en la Alianza Atlántica. Sin embargo, según él, hay un método para ayudar a las autoridades ucranianas a solucionar estos problemas de forma rápida.

“Hay una superjugada, pero es difícil de decir si Occidente será capaz o no de realizarla”, aseveró el experto en una entrevista con el medio ucraniano Apostrophe.

Según Badrak, esta superjugada incluye el despliegue en Ucrania de una base de defensa aérea de EEUU, varias divisiones de sistemas Patriot y la construcción de un ‘muro defensivo’ integrado por distintas unidades de la OTAN.

“Estoy seguro de que estaremos más protegidos que los Estados bálticos, que Bulgaria e incluso más que Grecia, porque además de todo esto tenemos nuestras propias fuerzas que ya han sido probadas en la guerra [con las milicias de Donbás]”, recalcó.

Kiev renunció en diciembre de 2014 al estatus de país no alineado, y en 2018 proclamó el ingreso en la OTAN como un objetivo de su política exterior. Actualmente, las autoridades ucranianas están reformando sus Fuerzas Armadas para adecuarlas a los estándares de la OTAN y Kiev espera alcanzar la compatibilidad completa con las fuerzas de la OTAN para 2020.

A su vez, el exsecretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen declaró que para poder integrarse en la Alianza Atlántica, el país eslavo debería satisfacer una lista de normas que debe cumplir todo candidato que quiera ingresar en la organización militar. Kiev tardaría 20 años en adecuarse a estas normas, opinan distintos expertos.

De acuerdo con los datos de una encuesta, los habitantes de las regiones occidentales y centrales de Ucrania apoyan el ingreso de este país en la OTAN. Al mismo tiempo, los residentes de las regiones orientales y del sur de Ucrania se muestran en contra de esta opción. Por ejemplo, el 50% de los consultados en la región de Donbás se mostró escéptico con esta idea.

 

Fuente: sputniknews.com