China ofrecerá a Palestina una ayuda de 100 millones de yuanes (15 millones de dólares) para su desarollo económico, según lo ha anunciado este martes el presidente chino, Xi Jinping, en su discurso ante representantes de la Liga de los Estados Árabes en el marco de una reunión en Pekín, informa Reuters.

“El Gobierno chino, como siempre, no tendrá más opción que tomar las medidas necesarias”, ha hecho hincapié el Ministerio chino de Comercio en un comunicado publicado hoy miércoles.

Según reza el documento, Pekín recurrirá a contramedidas para poder garantizar los “intereses fundamentales” del pueblo y del Gobierno ante las políticas “totalmente inaceptables” de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump.

Tras haber confirmado que “China está conmocionada” por nuevos aranceles del 10 % que EE.UU. aprobó el martes aplicar a productos y bienes importados de China, una cifra que equivale a 200 000 millones de dólares, ha enfatizado que la conducta de Washington no solo está en contra de Pekín, sino en contra de todo el mundo e incluso ellos mismos.

La Cartera de Comercio de China ha informado de una nueva demanda que presentará ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) para denunciar la postura de EE.UU. y ha llamado a todos los países a cooperar conjuntamente para proteger el comercio libre y “rechazar el hegemonismo comercial”.

Entre tanto, el viceministro de Comercio de China, Li Chenggang, ha arremetido contra Washington por “destruir” las relaciones comerciales de los dos países y poner en riesgo el orden económico mundial.

A su juicio, el comercio internacional vive “un momento caótico” por las recientes decisiones del Gobierno estadounidense.

El Ministerio de Comercio de China llamó el lunes a sus empresas a restringir las importaciones de EE.UU., como una medida ante el aumento de los aranceles estadounidenses a los productos chinos.

Las tensiones comerciales entre ambos países han escalado a una guerra arancelaria, especialmente a partir del 6 de julio, cuando EE.UU. comenzó la imposición de aranceles del 25 % a la importación de algunos bienes de China, por valor de 34 000 millones de dólares.

Pekín ve en las acciones de Estados Unidos la intención de imponer su dominación y de “reprimir” el crecimiento económico, el desarrollo científico y tecnológico del país asiático.

 

Fuente: annurtv.com

Anuncios