Las cripto tarjetas muestran un importante avance en cuanto al acceso a servicios tradicionales desde negocios a restaurantes.

Fue a comienzos del 2018 cuando un grupo integrado por los principales bancos de Estados Unidos, incluidos JP Morgan Chase, Bank of America y Citigroup, prohibieron a sus clientes comprar monedas digitales con tarjetas de crédito, argumentando una constante volatilidad y un alto riesgo en este mercado. A estos pronto se les sumó Wells Fargo, el tercer banco más grande del país. Para muchos estas medidas muestran un verdadero contraste, incluso Tim Sloan, ex CEO de Wells Fargo se pronunció en contra, argumentando que las entidades bancarias y financieras no deberían ser árbitros sobre lo que la gente quiere comprar. Irónicamente, los bancos si aceptan las compras de armas de fuego sin ninguna restricción, pero impiden las transacciones de monedas virtuales como bitcoin.

Mientras para unos jugadores, como los bancos, las criptomonedas representan un riesgo latente, mientras que para otros esto se convierte en una oportunidad para emerger a través de nuevos de servicios poco convencionales. Éstos últimos son quienes se aventuran en un joven mercado: las cripto-tarjetas.

Con sede en Zug, Suiza, Monaco Technology es una startup que apuesta por las cripto-tarjetas. La empresa presentó su MCO Visa Card, un portafolio integrado por seis diferentes tarjetas que permiten gastar criptomonedas en más de 40 millones de ubicaciones internacionales, desafiando así a las principales tarjetas de crédito del mundo, ya que no cobra cuotas mensuales o anuales y su envío es gratis, además los usuarios reciben hasta 2% de reembolso en compras y acceso ilimitado a salones de aeropuertos a través de LoungeKey para tarjetas seleccionadas. Monaco también integra su “Programa Platinum de Recompensas por Referidos”, un programa único de referencia entre iguales, que ofrece un bono de inicio de hasta 10 mil dólares, además de recompensas con Crypto Wallet Cashback, un programa que ofrece recompensas de reembolso de hasta 1% por todas las compras e intercambios de criptomonedas en la billetera de MCO.

Hasta la fecha Monaco Technology ha recaudó más de USD $26 millones en inversiones y recientemente se convirtió en el centro de atención del sector cripto debido a que logró obtener el dominio de “Crypto.com”, registrado en 1993 por Matt Blaze, un profesor de informática de la Universidad de Pensilvania. Este nombre se había convertido en el dominio más deseado entre las empresas de criptomonedas, sin embargo luego de años en disputa, se dio a conocer que Matt Blaze lo vendió a Monaco Technology por una cantidad estimada en USD $10 millones.

Por ahora la MCO Visa Card se encuentra en etapa de prueba, sin embargo estará disponible para todos los clientes en Singapur y Europa este mismo verano, mientras que en Estados Unidos llegará a finales del año. Actualmente Monaco Technology cuenta con 70,000 clientes en espera de esta tarjeta. La empresa también planea el lanzamiento de otros servicios como préstamos que usan criptomonedas como garantía, un servicio de crédito con tasa baja y características “Robo-Trading” a través de las cuales diferentes algoritmos manejan las inversiones para optimizar su rendimiento.

TenX ha recibido más de USD $80 millones en inversiones y cuenta con más de 200,000 mil usuarios, los cuales pueden utilizarla en más de 36 millones de puntos dentro de casi 200 países.

Otros proyectos como Bitwala y Wirex comienzan a abrirse camino en el sector. Aún en espera de ser autorizado por la BaFin (Autoridad Federal de Supervisión Financiera de Alemania) Bitwala es una proyecto de cripto-tarjeta que permitirá a sus más de 57 mil clientes en 200 países, comprar y vender criptomonedas, así como administrar sus gastos diarios y establecer débitos directos. Los servicios de Bitwala vendrán con una tarjeta de débito vinculada a las cuentas de los clientes.

Por su parte Wirex permite a sus usuarios comprar bienes pagando con criptomonedas como Bitcoin, Ripple y Litecoin. La tarjeta de Wirex se puede utilizar en cualquier entorno, desde clubs y restaurantes, hasta cajeros automáticos, tiendas físicas y tiendas online como Amazon.com.

En la contienda también está TenX, una startup con sede en Singapur fundada en el 2015, la cual ofrece una tarjeta Visa prepagada que funciona como un convertidor instantáneo de Bitcoins a dólares, yenes y euros. Hasta la fecha TenX ha recibido más de USD $80 millones en inversiones y cuenta con más de 200,000 mil usuarios, los cuales pueden utilizarla en cerca de 36 millones de puntos dentro de casi 200 países.

Es claro que el surgimiento de nuevos jugadores traerá consigo más competencia y nuevos servicios con importantes beneficios que facilitarán la vida de los consumidores. Para muchos, las criptomonedas aún siguen siendo un sector con potencial pero con una carga importante de riesgo, por lo que es necesario entender que antes de adquirir cualquier cripto-tarjeta o servicios de pago, se deben conocer los principios legales que garanticen su adecuado funcionamiento. Las cripto-tarjetas muestran un importante avance en cuanto al acceso a servicios tradicionales, acercando y facilitando el usos de criptomonedas en lugares comunes que van desde cafés y restaurantes, hasta tiendas en línea, lo cual era casi imposible de imaginar unos años atrás.

 

Por Brosnar López

Fuente: infobae.com