La discusión parlamentaria sobre la despenalización del aborto en Argentina dio para todos los gustos. En la previa del tratamiento en la Cámara de Diputados, y ahora en el senado, desfilaron cientos de expositores que dejaron su posición por la afirmativa o la negativa. Aunque se escucharon argumentos de ambos lados, los legisladores presenciaron sesiones repletas de discursos repetidos y lugares comunes. Muchas de las ponencias fueron realizados por personas que no tenían absolutamente nada que ver con el ámbito de la salud.

Desde el sector que busca la aprobación a la ley se escucharon, hasta hoy, los más vergonzosos. Muchas veces por el contenido (un periodista dijo que la muerte era una construcción social) y otras por el nivel de los expositores. Actores y actrices pro aborto hablaron con una soltura desopilante sobre un tema del que no están capacitados para tratar en ningún parlamento. Uno de los discursos memorables fue el de la transgénero Florencia de la V, que expuso como si se tratara de una persona entendida en la materia. Si bien desde ambos bandos opinaron médicos, psicólogos y especialistas, la farándula feminista en favor del aborto dio un show poco serio en el Congreso Argentino.

Pero para no ser menos, desde el otro lado, hoy el doctor Abel Albino se dedicó a emparejar el bochorno que hasta el momento monopolizaba el espacio identificado con los pañuelos verdes. El médico, que lidera el trabajo de la Fundación CONIN (dedicada a la desnutrición infantil), eligió un escenario poco adecuado para dar su visión de la sexualidad y criticar al preservativo.

En medio de una acertada crítica al aborto, Albino manifestó enfáticamente que el uso del preservativo a las mujeres “no las protege de nada”, mientras hacía referencia al embarazo no deseado y al contagio de enfermedades de transmisión sexual. “La posibilidad de contagio es muy grande, porque uno no siempre se pone el preservativo cuando sale de la casa. Se lo pone en la situación, y ya se pudo haber contagiado”, dijo el médico ante una audiencia que, lógicamente, no comprendió la idea.

Para que no queden dudas del marco conceptual del médico, Albino resaltó la necesidad de “educar para el amor, no para el sexo animal”.

 

Las críticas no se hicieron esperar

Los dichos de Albino generaron una inmediata respuesta de sus colegas, que lamentaron semejantes dichos en el Congreso argentino. Miguel Pedrola, coordinador del AIDS Healthcare Foundation, advirtió que el profiláctico “bien utilizado” es “la principal barrera a las enfermedades de transmisión sexual y a los embarazos no deseados”. Para Pedrola, los dichos de Albino significan “un retroceso de 20 años” de cuestiones que ya están aclaradas científicamente.

En el marco de las repercusiones al respecto, el portal Infobae publicó también la opinión de la Presidente de la Sociedad Argentina de Ginecología Infantil, Marisa Labovski, que fue lapidaria con Albino: “Es una barbaridad que un médico hable en esos términos sin fundamento científico”.

A pedir de la izquierda y de los “pañuelos verdes”

Aunque Abel Albino se presentó para ser una de las voces “en contra” del aborto, sus dichos hicieron que el balance de su discurso vaya en otra dirección. En lugar de sumar argumentos en contra de la eliminación del niño por nacer, le dio a la izquierda y al feminismo militante un titular retrógrado en todos los portales del país. Claro que el preservativo no es 100% seguro, pero de ahí a decir que a las mujeres “no las protege de nada”, es una locura.

Como dijo Pedrola, es necesario poner énfasis en la correcta utilización del preservativo, ya que con los cuidados adecuados, la pareja incluso puede corroborar luego de la relación sexual si se produjo algún problema. La ciencia hoy tiene respuestas en las primeras horas para lidiar tanto con un posible embarazo no deseado o para tratar a tiempo un posible contagio de alguna enfermedad.

l doctor Albino puede tener su opinión y valores respecto a la sexualidad, pero sin dudas eligió el peor escenario para exponerlos y les hizo un gran favor a los grupos con los que supuestamente luchaba el día de hoy.

La votación en la Cámara Alta para la legalización del aborto (ya tiene media sanción de diputados) será el próximo 8 de agosto y el resultado todavía es incierto.

 

Por Marcelo Duclos

Fuente: panampost.com

Anuncios