Las fuerzas navales yemeníes destruyeron un barco de guerra de Arabia Saudí que operaba en la costa occidental de Yemen.

Una fuente militar ha señalado este jueves a la agencia local de noticias Saba que la cañonera “estaba cargada con armas y un número de mercenarios” y que la misma fue atacada por un misil guiado el miércoles por la noche en la costa de Ad-Durayhimi, en el sur de la ciudad portuaria de Al-Hudayda.

Se trata del tercer buque de los invasores de Yemen que es blanco de la Marina yemení durante las últimas horas. Las Fuerzas Navales del Ejército yemení y los comités populares atacaron el miércoles dos petroleros de Arabia Saudí, cada uno con capacidad de transportar dos millones de barriles.

Después de los ataques de represalia de las fuerzas yemeníes, Riad ha suspendido todas sus exportaciones de crudo a través del estrecho de Bab el-Mandeb, puerta de entrada al mar Rojo, un anuncio que provocó la subida de los precios del crudo alcanzando su pico máximo en 10 días este jueves.

El movimiento popular yemení Ansarolá alertó el miércoles que los puertos de los países involucrados en la guerra contra Yemen están al alcance de los misiles de este país.

Asimismo, la Armada yemení destruyó hace 40 días dos buques de guerra de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) durante un intento fallido de desembarco cerca de Al-Hudayda.

Estos ataques se producen en momentos en que Arabia Saudí y sus aliados regionales llevan a cabo desde el 13 de junio una ofensiva a gran escala para hacerse con el control de Al-Hudayda; operación que ha causado la ira y condena de muchos países y organizaciones pro derechos humanos.

De acuerdo con el último balance ofrecido por el Ministerio de Salud de Yemen, la agresión saudí a Yemen ha dejado al menos 11 000 muertos y casi 23 000 heridos, además de hundir al país en la hambruna y las epidemias. La comunidad internacional, sobre todo las Naciones Unidas, ha hecho insistentes llamados a Riad para que ponga fin a esta “estúpida guerra”.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios