El Gobierno de Ecuador subrayó que el presidente Lenín Moreno no ordenó la salida del ciberactivista Julian Assange de la embajada ecuatoriana en Londres, donde se encuentra asilado desde 2012.

“La Secretaría Nacional de Comunicación aclara que el presidente de la República, Lenín Moreno, no ha dispuesto, en ningún momento, la salida de Julian Assange de la embajada de Ecuador en Londres”, señala un comunicado de esa oficina gubernamental difundido a través de la red social Twitter.

El comunicado hace énfasis en que, cuando un periodista en España le dijo que el asilo de Assange “no se puede prolongar eternamente”, el mandatario ecuatoriano respondió que “esa salida debe darse mediante conversaciones entre los gobiernos de Ecuador e Inglaterra”.

“Si nosotros estamos hablando que el diálogo es el mejor mecanismo de acercamiento y entendimiento, hemos de ser nosotros los primeros en practicarlo”, dijo entonces el jefe de Estado ecuatoriano, recuerda la Secretaría en su comunicado.

Asimismo, el texto resalta que, el 5 de julio, en un conversatorio con medios internacionales, Moreno afirmó: “Nosotros somos respetuosos de los derechos humanos y la normativa internacional; lo vamos a proteger en lo que a su vida se refiere”.

El comunicado recuerda también que Moreno afirmó: “No está dentro de la normativa internacional ni de nuestro deseo ni de los deseos del señor Assange permanecer refugiado toda la vida”, y señala que es el deseo de su Gobierno “dar solución a este problema heredado”.

Assange, quien permanece incomunicado desde el 28 de marzo, se refugió en la sede diplomática ecuatoriana tras perder todas las apelaciones contra la extradición que Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la Fiscalía sueca que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

El también periodista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a Estados Unidos, donde podría enfrentar la pena de muerte por haber publicado miles de documentos secretos que destaparon las atrocidades del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

El informático tiene una causa pendiente con la justicia del Reino Unido por burlar las condiciones de su libertad provisional y refugiarse en la embajada de Ecuador.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios