La Cámara de Representantes de EE.UU ha aprobado este jueves la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés) para el año fiscal 2019, en la que se asignan 716.000 millones al sector militar del país, según señala el documento oficial publicado por el Congreso.

La ley tendrá ahora que ser ratificada por el Senado para entrar en vigor. Algunos de los puntos más significativos del documento están relacionados con Rusia, China, Turquía y otros países.

Prohibición de compra de equipos de telecomunicaciones de producción china

La sección 889 de esta ley prohíbe la compra de equipos de fabricantes chinos como ZTE, Huawei, Hytera Communications Corporation, entre otros, para garantizar “la seguridad pública, la seguridad de los establecimientos gubernamentales, la vigilancia de la seguridad física de infraestructuras cruciales y otros objetivos de la seguridad nacional”.

Además, la sección 1259 del documento prohíbe a la Armada del Ejército Popular de Liberación participar en los ejercicios marítimos RIMPAC durante al menos cuatro años.

Suspensión de la entrega de cazas F-35 a Turquía

La sección 1282 prohíbe la entrega de cazas F-35 a Ankara hasta que el Pentágono o el Departamento del Estado anuncie oficialmente el estatus de las relaciones entre EE.UU. y Turquía.

El motivo de tal decisión es la posible transferencia de información sobre los F-35 Lightning II a Rusia después de que Ankara comprara a Moscú sistemas antiaéreos S-400.

Resquicio legal para los países que quieran evitar sanciones

La sección 1294 de la NDAA contempla un resquicio legal para que los países que compren armas a Rusia puedan evitar algunas de las sanciones estadounidenses.

Las excepciones en las sanciones podrían ser introducidas en caso de que la comunidad de inteligencia de EE.UU. confirme que el comprador no participa en “transacciones significativas” con las agencias de seguridad rusas y el Gobierno del país aplique medidas para reducir la cantidad de equipamiento militar ruso en sus arsenales.

Además, se establece que el país comprador debe cooperar con Washington en “otros temas de seguridad que son cruciales para los intereses estratégicos de EE.UU.”.

Despliegue de sensores espaciales como parte de un sistema de defensa de misiles

Aunque el pasado 18 de junio el presidente de EE.UU. transmitió la orden al Pentágono de establecer una Fuerza Espacial que se constituya como la sexta rama de las Fuerzas Armadas nacionales, su financiación no está incluida en la NDAA de 2019.

Sin embargo, el documento tiene instrucciones para establecer “una política de combate espacial” antes de fin de marzo de 2019 y elaborar un informe sobre las capacidades de EE.UU. en el espacio. Asimismo, la sección 1675 contempla el despliegue de sensores espaciales como parte de un sistema de defensa de misiles.

 

Fuente: rt.com

Anuncios