Los aviones militares israelíes han bombardeado la Franja de Gaza, dejando al menos un muerto y ocho heridos, según el Ministerio de Salud palestino.

“Aviones de combate israelíes atacaron doce puestos en la Franja de Gaza, incluyendo una fábrica de cemento, así como un túnel marítimo que discurría a lo largo la costa y varios puestos en complejos militares (…) e instalaciones de fabricación de cohetes”, se lee en un comunicado de las fuerzas de guerra israelíes publicado este miércoles.

El ejército de Israel ha afirmado que sus bombardeos contra la Franja de Gaza se realizaron después de que fueran disparados cohetes desde el enclave a la ciudad de Sderot (sudeste de los territorios ocupados palestinos) y dejaran heridos a nueve israelíes.

Un portavoz del ejército israelí ha dicho que se lanzaron más de 70 cohetes desde la Franja de Gaza, 11 de los cuales, fueron interceptados por el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro.

Por su parte, el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) ha prometido, por medio de un comunicado, que la resistencia cambiará las reglas de juego en el conflicto con el enemigo sionista.

“Estamos cumpliendo nuestra promesa. La resistencia aceptó la responsabilidad de igualar el campo de juego con el enemigo y está teniendo éxito”, precisa la nota.

El martes, otro ataque de la artillería israelí contra la Franja de Gaza mató a dos combatientes del movimiento palestino, que posteriormente prometió “hacer que el enemigo no sepa lo que es la tranquilidad”.

Las tensiones se han agravado en las últimas semanas, en particular por el bombardeo frecuente de la artillería y la fuerza aérea israelí contra Gaza y desde el inicio de las Marchas del Retorno reprimidas de forma ultraviolenta por las fuerzas de guerra israelíes.

El fallecido, identificado como Ali Al Gandour, de 30 años, murió a raíz de un ataque aéreo en el norte del enclave costero, informó el portavoz del Ministerio de Sanidad palestino, Ashraf Al Qedra, que añadió que ocho personas más sufrieron heridas por la intensa ofensiva en la Franja.

La nueva escalada de tensión es un duro revés a los intentos de Egipto, que trataba de mediar una tregua entre Hamás e Israel.

El brazo armado de Hamás, las brigadas Ezedín Al Qasam, declaró en un mensaje que “en respuesta a la agresión actual, la resistencia palestina armada ha bombardeado las últimas horas los asentamientos (ciudades y comunidades) y los puestos que están en la periferia de la Franja de Gaza con gran número de cohetes”.

El dirigente de Hamás Isam Daalees dijo en un comunicado que la milicia islamista “está lista y preparada para hacer frente a la agresión”, y añadió: “el enemigo debe entender que no puede imponer unilateralmente las reglas de los enfrentamientos y debe soportar las consecuencias de su estupidez”.

El Ejército israelí, por su parte, informó en que sus bombardeos se dirigieron contra “doce puestos terroristas en la Franja de Gaza, incluyendo una fábrica de cemento, así como un túnel marítimo que recorría a lo largo la costa y varios puestos terroristas en complejos militares”, entre estos, “instalaciones de fabricación de cohetes” y una central para funciones logísticas y militares.

Once de los cohetes lanzados fueron interceptados por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro, mientras que la mayoría del resto cayeron en zonas vacías en los alrededores de la Franja, precisó un comunicado castrense.

Tres israelíes resultaron heridos leves por metralla o ruptura de cristales en la ciudad de Sderot, informó el servicio médico Maguen David Adom (Estrella de David Roja, equivalente a la Cruz Roja).

La escalada de tensión sucede en un momento en que parecía que Hamás, que controla de facto la Franja de Gaza desde 2007, podía llegar a una tregua con Israel, en la que media desde hace semanas Egipto con apoyo de la ONU.

La ONU pide acabar con los ataques

El coordinador especial de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Medio,Nickolay Mladenov, se mostró extremadamente preocupado por la escalada de tensión en Gaza y alrededores, advirtió de consecuencias nefastas si no se frena e instó a las partes a ponerle fin.

“Estoy profundamente alarmado por la reciente escalada de violencia entre Gaza e Israel, y en particular por los múltiples cohetes lanzados este martes contra comunidades en el sur de Israel”, señaló en un comunicado el enviado especial, que ha trabajado en las últimas semanas en mediar una tregua a largo plazo.

“Durante meses he advertido de que la crisis humanitaria, de seguridad y política en Gaza amenaza con un conflicto devastador que nadie desea. La ONU ha tratado con Egipto y todas las partes en cuestión un esfuerzo sin precedentes para evitar que esto ocurra”, asegura Mladenov.

“Nuestros esfuerzos colectivos han impedido que la situación explote hasta ahora. Si la actual escalada, sin embargo, no es contenida de inmediato, la situación puede deteriorarse con consecuencias devastadoras para todo el mundo”, advierte.

El representante de la ONU promete que seguirá trabajando para garantizar que Gaza se recupere, para que todos los asuntos humanitarios se atiendan y para que los esfuerzos liderados por Egipto para lograr la reconciliación palestina tengan éxito.

 

Fuentes: hispantv.com / elmundo.es

Anuncios