El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, intentó disipar los temores ante un desplome récord de la moneda nacional frente al dólar.

“Turquía no perderá la guerra económica”, dijo Erdogan este 10 de agosto durante una intervención en la ciudad de Bayburt (noreste), según reporta la televisión NTV.

El líder turco llamó a la población a cambiar dólares por liras.

“El crecimiento del tipo de cambio del dólar no detendrá el desarrollo de Turquía, de eso no cabe duda alguna”, manifestó.

Erdogan agregó que Ankara “logró un avance significativo con Irán, Rusia, China y varios países europeos sobre distintas alternativas”.

“Toda la nación turca está luchando, los turcos responderán a las fuerzas que declararon una guerra económica a Turquía”, aseveró.

Según el presidente, Turquía está preparando medidas contra cualquier escenario negativo.

Erdogan aseguró que los indicadores macroeconómicos de Turquía, incluyendo el volumen de producción industrial y las cifras de empleo, no muestran una situación de crisis.

“A pesar de ello, determinados países buscan una inestabilidad financiera para Turquía”, dijo al agregar que las relaciones de Ankara con esos Estados han llegado a un punto de no retorno.

Este 10 de agosto por la mañana, el tipo de cambio de la lira turca renovó su mínimo histórico: el dólar ganó un 12%, hasta 6,4684 liras.

El desplome de la moneda nacional turca se aceleró después de que el diario Financial Times informara de que representantes del Banco Central Europeo (BCE) advirtieron de que la crisis financiera en Turquía podría poner en riesgo a los bancos regionales.

El anterior mínimo de la lira turca, que rompió la semana pasada la barrera psicológica de cinco unidades por dólar, se registró después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos impusiera sanciones contra el ministro de Justicia, Abdulhamit Gul, y el ministro del Interior, Suleyman Soylu, por el caso del pastor norteamericano Andrew Brunson.

Brunson ingresó en prisión en octubre de 2016 y desde el 24 de julio pasado está bajo arresto domiciliario por amenazar la seguridad nacional a causa de sus presuntos vínculos con el movimiento del clérigo islamista Fethullah Gulen y su apoyo al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, reconocido como terrorista por Ankara.

Washington alega que Brunson fue víctima de un proceso injusto

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios